sábado, 26 de septiembre de 2020

Contribución Torrelaveguense a la formación del pueblo de Puerto Rico en el siglo XIX

San Juan de Puerto Rico 


                                                                                                                           Tomás Bustamante Gómez

bustamantegomeztomas@gmail.com


            La doctora Estela Cifre Loubriel, profesora de la Universidad de Puerto Rico, publicó en 1989 un extenso trabajo[1] sobre la contribución de los españoles en la formación del pueblo portorriqueño en el siglo XIX. Nos describe tres catálogos  referidos a Gallegos, Asturianos y Santanderinos que llegaron a la isla y ayudaron a la creación de este país.

                En el Catálogo de Santanderinos[2], nacidos en la antigua provincia de Santander, que llegaron a esta parte del océano Atlántico  encontramos una pequeña reseña sobre 456 personas que arribaron a Puerto Rico cuando  pertenecía a España. Nuestro trabajo[3] ha consistido en investigar y dar a conocer, más extensamente, a los nacidos en la villa de Torrelavega. La información que aparece en el catálogo, por orden alfabético, es la siguiente:

 

            MANUEL BENEROS

            Natural de (Torre de Vega), Santander; vecino de Vega Baja, soltero, labrador y de 54 años de edad; testigo en 1865 en Ia probanza de soltería y de consanguinidad de Dionisio Ramos, natural de Manatí. C.S.J., Probanza de soltería y consanguinidad núm. 13, Vega Baja, 1865.

            VENTURA BUSTAMANTE

            Hijo de (no se indica); natural de Torre de La Vega, Santander; comerciante de oficio; muere en 1883, en San Juan, de 42 años de edad; pobre de solemnidad. C.S.J., Def. Mil. Lib. 3, 1864-1883.

            FELICIANO CEJO

            Natural de Torrelavega, Santander; mayordomo de hacienda agrícola; reside en Lares en 1868; es llevado a la cárcel  por los rebeldes de la insurrección de Lares. A. H.N., Ult. Gob. P.R., Leg. 5112.

                 ANTONIO CERRA GONZÁLEZ

            Hijo de Joaquín y de Antonia González; natural de Torrelavega, Santander; reside en Puerto Rico en 1857 y se incorpora a filas; vecino del pueblo de Fajardo donde contrae matrimonio en enero de 1866 con Concepción Matta Quiñones, vecina de este pueblo. A.H.N., Ult. Gob. Cuba P.R., Leg. 5368; /.C. Fajardo.Mat. Lib. 8, 1856-1869, folios 85 vuelto y 86.

            DOMINGO CERRA GONZÁLEZ

            Hijo de Joaquín y de Antonia González; natural de Torrelavega, Santander; sargento de infantería, miembro del Batallón Cazadores de Cádiz, destacado en Puerto Rico en 1860; casado con Pilar Becerril, natural y vecina de Fajardo; reside en este pueblo en noviembre de 1884; jefe del Partido Incondicional y capitán honorario de voluntarios de Fajardo en 1885; hacendado, capitalista y teniente alcalde de ese pueblo; muere en mayo de 1892 a la edad de 51 años. (Un hijo murió en Fajardo en 1884.) /.C. Fajardo. Def. Lib. 19, 1882-1885, fol. 168 vuelto; Def. Lib. 21, 18891895, folio 142; A.H.N., Ult. Gob. P.R., Leg. 5081; CS. Parroquia de Fajardo. Papeles Diversos.




            JUAN CLIMACO CERRA GONZÁLEZ             

                Conocido por José. Hijo de Joaquín y de Antonia González; natural de Torrelavega, Santander; comerciante; se casa en San Juan en 1875 con Isabel Andino, natural de San Juan; reside en San Juan desde su infancia. C.S.J., Mat. Lib. 11, 1873-1885, pág. 84.

            PEDRO DIZ ROMERO      

            Natural de Torrelavega, Santander; nace en 1831; se recibe de abogado en 1852; de 24 años de edad, nombrado promotor fiscal del juzgado de Aguadilla en 1855; secretario del real acuerdo en 1858; alcalde mayor de entrada en 1859; alcalde mayor de ascenso en 1863; viudo de Amalia Bercedoniz; se casa en la Isla con Isabel Tirado, natural de Ponce; vice-presidente del Centro Hispanoamericano y del Casino Español; secretario del gobierno de Puerto Rico; diputado a Cortes; miembro del comité central del Partido Conservador y autor de manifiestos de su partido; segundo jefe del Batall6n de Voluntarios de San Juan; propuesto por Sanz para recibir la Gran Cruz Blanca del Mérito Militar y la Cruz de la Orden Americana de Isabel La Católica. A.H.N., Ult. Gob. P.R., Legs. 5081, 5098; Lidio Cruz Monclova, Historia de Puerto Rico, siglo XIX, tomo II.

            Estos son los siete torrelaveguenses, que según lo escrito hasta ahora, partieron desde Torrelavega rumbo a la isla de Puerto rico. ¿Pero quienes eran estas personas?

 

 

PEDRO DIZ ROMERO

            Este torrelaveguense, alto funcionario del Estado, diputado a Cortes Generales y director del periódico liberal “La Mañana”, editado en Madrid, fue una de las personas nacidas en esta Villa que contribuyeron a la formación del Pueblo Portorriqueño.

            Pedro Diz Romero[4] (1831-1897) nace[5] el 2 de agosto 1831 en Torrelavega, según consta en su partida sacramental.


 
Libro de bautizados de Torrelavega. Archivo catedralicio

 

En la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Consolación de esta villa de Torrelavega, a 3 de agosto de 1831, yo el Dr. D. Manuel de Ceballos, Presbítero, Beneficiado de ella, bautizé solemnemente y puse los Oleos con todas la condiciones de la Iglesia, a un infante nacido el día anterior a las diez y media de la mañana, a quien puse por nombre Pedro Maria Agustín, hijo legítimo de legítimo matrimonio del Ldo. D. Manuel Diz, Alcalde Mayor por su Majestad de esta Villa y Jurisdicción, Capitán de Guerra y Teniente de Infantería, condecorado con varias cruces de distinción por acciones de guerra, y natural de Santa Justa de Moraña en Santiago de Galicia, y de Dña. Maria Ignacia Romero, natural de Valladolid. Es nieto por línea paterna de D. Gabriel Diz y Dña. Rosa Diaz, naturales de dicha Santa Justa en la misma Diócesis, y por la materna es igualmente nieto de Dn. Ignacio Javier de Romero, Regente de la Real Audiencia de Canarias, y Dña. Valentina Ortega, natural también de Valladolid. Fueron sus padrinos el Teniente Corones del Ejercito D. José García Urbano y su esposa Dña. Agustina Velarde, vecinos y residentes en Cabezón de la Sal, Montañas de Santander. Fueron testigos D. Isidoro Fernández y D. José García del Barrio, de esta Villa donde para que conste lo firmo.

            Su padre,  D. Manuel Diz, natural de “Santa Justa de Moraña en Santiago de Galicia”, fue Alcalde de esta villa de Torrelavega y toda su Jurisdicción de 1831 a 1835;  Capitán de Guerra y Teniente de Infantería, condecorado con varias cruces de distinción por acciones de guerra. Natural de “Santa Justa de Moraña en Santiago de Galicia”. Su madre  Doña María Ignacia Romero era natural de Valladolid en el Reino de Castilla la Vieja[6].

            Sus abuelos paternos fueron D. Gabriel Diz y Doña Rosa Diaz, naturales y vecinos de Santa Justa de Moraña; y  los abuelos maternos D. Ignacio Javier Romero, Oidor de la Real Chancilleria de Valladolid y Regente de la Real Audiencia de Canarias; y Doña  Valentina Ortega y Canedo, ambos naturales y vecinos de Valladolid.  Ignacia y Manuel tuvieron por hijos, además de Pedro,  a Jose, Ignacio, Valentina y Manuel.

            Su hermano mayor, Jose Diz Romero (n.1829)  había nacido[7] el 19 de enero de 1829 en la villa de Tudelilla, perteneciente a la antigua provincia de Logroño, y donde su padre ostentaba el cargo de Alcalde Mayor. Al día siguiente fue bautizado en la iglesia parroquial de Santa María por D. Manuel de Trudío, cura propio de esta iglesia, “púsele por nombre José Maria Canuto Mario”.

            En la Universidad de Valladolid estudia Jurisprudencia. Con 23 años acaba la carrera[8]  y su Majestad la Reina firma el título de abogado, el 6 de junio de 1852,  en San Idelfonso. Tres años después comienza su carrera profesional en Cuba. Embarca[9] en la fragata “Gitis”[10], el 9 de mayo de 1855, en el puerto de Cádiz después de haber sido nombrado Promotor Fiscal de Cárdenas perteneciente a la provincia de Matanzas en la isla de Cuba.

            Con 34 años decide casarse. En aquellos años, si eras funcionario del estado español, debías solicitar permiso. Por ello Jose Diz Romero requiere, el 14 de agosto de 1863, licencia para casarse siendo Teniente Fiscal de la Real Audiencia de la Habana. Requería una Real licencia para contraer matrimonio con Doña  Amalia Gomez Mira Lac, “que aunque es natural de aquella ciudad, La Habana, dice que sus padres son españoles y no tiene en el país relación alguna”. A los dos meses, en octubre, tiene la respuesta. El ministro  “se opone a que se le conceda el permiso que solicita porque la Real Orden de 2 de julio de 1860  prohibía a los funcionarios del orden judicial y fiscal  contraer matrimonio con mujeres naturales de los distritos en que sirven, a no ser que S.M. tenga a bien trasladarle a otro punto”. Al final tuvo que acreditar que su mujer “no tiene familia alguna en esta ciudad ni su jurisdicción; que no posee en la misma, ni nunca ha poseído bienes de fortuna, y que no tiene interés en ninguna sociedad mercantil de esta plaza, ni goza influencia en ella”.

            Después de obtener licencia de su Majestad se casa el  14 de febrero de 1864 siendo Teniente Fiscal de la Audiencia Pretorial con Doña Amelia Gomez Mira. Su suegro Don José Gomez Mira, era natural del Escorial. Siendo Capitán de Caballería retirado fue nombrado[11] en 1841 cónsul de España en Tampico. Ocupó este cargo hasta su cese[12] en 1844 falleciendo[13] seis meses después. A los cinco meses nacerá su hija Amalia.

            Tuvo Jose Diz un grave incidente con “negros bozales” por lo que es apartado del servicio. Todo comenzó el día 3 de diciembre de 1860, cuando el Sr. Alcalde mayor de la Jurisdicción de Trinidad, Don Jose Diz y Romero, auxiliado por el Escribano D.  Manuel Aparicio, se trasladó al embarcadero de Gamborro, donde pasó a bordo de un güairo. Los dos, más el del Excmo. Sr. Teniente Gobernador de la referida ciudad, persiguieron un buque sospechoso cuyo rumbo siguieron hasta el día 4. “En las  inmediaciones de la boca del rio Yguanojo, apresaron una balandra con 377 negros bozales[14], entre los cuales había dos de ellos cadáveres”[15]. Por estos hechos se le abrió una causa redactada por el Escribano de la Cámara de la Audiencia Pretorial Don Joaquín Gusiñer. Al año siguiente se le aparta del cargo por haber sido declarado culpable, junto a otros funcionarios, del alijo de 377 negros africanos en la jurisdicción de Trinidad de donde era su Alcalde.

            Jose Diz Romero presenta una hoja de servicios muy diversa. Después de terminar la carrera en Leyes y Jurisprudencia es nombrado[16] en 1855 Promotor Fiscal de Cárdenas con un sueldo de 500 pesos. Aquí permanecerá hasta el año siguiente que es nombrado[17] Promotor Fiscal de la Habana con un sueldo de 1.500 pesos. Dobla estos emolumentos cuando es nombrado[18] en 1860 Alcalde Mayor de Trinidad. En esta época se produce el incidente con “los negros bozales” por el que es cesado[19] de sus servicios por una Real Orden. Vuelve como Teniente Fiscal de la Audiencia de la Habana con un sueldo de 3.000 pesos Aquí estará[20] desde noviembre de 1860 a 1862. Más adelante es nombrado[21], con un sueldo de 4.000 pesos, Alcalde Mayor del Distrito Este de Puerto Príncipe. Después de una temporada[22] como Alcalde Mayor del Distrito Sur de Matanzas será nombrado[23] en 1869, por sus méritos, Alcalde Mayor Interino de Guadalupe. Su último destino será como Alcalde Mayor del distrito del Pilar de la Habana. El nombramiento[24], que lo hace el Regente del Reino, a propuesta del Ministro de Ultramar, fue firmado el 26 de enero de 1870.

 

Banco de Ponce. Puerto Rico

 

            Su hermano Ignacio Diz Romero (1832-1836)  nació el día 23 de agosto de 1832 en Torrelavega. Al día siguiente fue bautizado en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Consolación por Don Manuel de Ceballos con los nombres de Ignacio Manuel Felipe.

            Valentina Diz Romero (n.1833), otro de los hermanos de Pedro,  nació el 31 de octubre de 1833 en Santander. Fue bautizada[25] en la catedral de Santander con los nombres de Valentina, María, Quintina y Agustina por D. Pedro Bernardino de la Lastra, cura párroco de la Santa Iglesia Catedral de Santander. Valentina falleció párvula en Torrelavega, el 16 de mayo de 1836,  cuando contaba con tan solo dos años y medio. Fue enterrada en el cementerio municipal de Geloria.

            Y por último, su hermano pequeño, Manuel Diz Romero (n.1835) que nació el 14 de septiembre de 1835 en Torrelavega, y fue bautizado[26]  con los nombres Manuel María Bernardo en la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación.

            Pedro Diz Romero, nuestro biografiado,  pronto marcha a Valladolid, donde estaba su hermano José, para estudiar, igual que él, jurisprudencia en su universidad. Se licencia con 21 años, el 25 de mayo de 1852. Tres años después solicita una de las plazas que iban a ser creadas en la carrera judicial de la isla de Cuba y Puerto Rico. Para ello se dirige, mediante carta, a la Dirección General de Ultramar el día 15 de enero de 1855, solicitando que se le agracie con una Promotoria Fiscal en cualquiera de dichas islas”. Al mes siguiente se le nombra Promotor  Fiscal de la Aguadilla en Puerto Rico por el Real Decreto de 6 de febrero de 1855. Dice así:

LA REINA.  Por cuanto por mi Real Decreto de 6 del actual he sido servida de nombrar a vos D. Pedro Diz Romero para la plaza de Promotor Fiscal de entrada de la Alcaldía mayor de la Aguadilla en Puerto Rico, creada por mi Real Cedula de 30 de enero último, por concurrir en vuestra persona las circunstancias que están prevenidas para su desempeño. Por tanto mando que, precedido el correspondiente juramento que debéis prestar personalmente,  el Residente Regente, Ministros y Fiscal de la Real Audiencia Chancillería de dicha Isla, y los demás jueces, Tribunales, Autoridades, Corporaciones y personas particulares a quienes corresponda, os reciban, hayan y tengan por tal Promotor Fiscal de dicha Alcaldía y os guarden y hagan guardar todas las prerrogativas que estuvieren declaradas o se declararen a este empleo en cuyo ejercicio deberéis observar las prevenciones que contiene mi Real Cedula mencionadas, y las instrucciones de mi Fiscal de la Audiencia referida. Igualmente mando que se os contribuya por todo el tiempo que sirviereis dicho destino con el sueldo de 600 pesos de su dotación sin sujeción a descuento alguno. Y de este titula ha de tomarse razón en la Dirección General de Contribuciones, la cual expresará haberse satisfecho los derechos de expedición, como también en las oficinas principales de Hacienda de Puerto Rico, sin cuyos requisitos será de ningún valor ni efecto. Dado en Palacio a 17 de febrero de 1855.

            Con el pasaporte en la mano se traslada a Cádiz y el 9 de mayo de 1855 se embarca para su nuevo destino en Aguadilla, Puerto Rico, siendo promotor fiscal de su juzgado. Un año después, el 7 de julio, solicita al Gobernador de la isla “Real Licencia para contraer matrimonio con Doña Amalia Josefa Bercedoniz, vecina de Aguadilla”.  La novia que había nacido[27] en Aguadilla el 17 de agosto de 1828, era hija de Don Guillermo Bercedoniz y Doña María Josefa de Arce.

 

 
Pasaporte de Pedro Diz Romero con destino a Puerto Rico[28]

 

            Con la promulgación en 1788 de la Ley de Comercio Libre, comienza una inmigración de peninsulares a Puerto Rico.  Unos años más tarde con la entrada en vigor en 1815 de la Cédula de Gracia, la Corona permite la entrada de extranjeros, pertenecientes a naciones amigas de España y que profesan la fe Católica. Con ello se quería mejorar esta isla que pertenecía a España implantando una política económica más dinámica poniendo fin a la situación tan precaria en que se encontraba la isla de Puerto Rico. Vinieron alemanes, franceses, ingleses, italianos. Muchos de los emigrantes que vinieron ya tenían una relación comercial con la isla. La inversión agraria con la producción de tabaco, café, mieles, ron y azúcar ayudó al establecimiento de líneas trasatlánticas.

            En este contexto llega a Puerto Rico Pedro Diz Romero. Allí emparenta con una de las familias más ricas de la isla, los Bercedoniz. Su suegro, D. Guillermo Bercedoniz,  llegó a Aguadilla en l803. Era  natural de la Isla de  San Fernando en Cádiz y vino con un grupo de  andaluces. Comenzó trabajando en barcos de pesca. Más adelante  se convirtió en operador marítimo, llegando a establecer su propia flotilla de barcos.

            El suegro de Pedro Diz casó con una adinerada señora, Doña María Josefa Arce y Ponce natural de Cabo Rojo, e  hija de “un rico hacendado y esclavista del barrio Coteo de Cabo Rojo”, don Tomás Arce y de María del Rosario Ponce. Tomás y Rosario se casaron[29]  en Aguadilla, el 25 de octubre de l815, en la Parroquia San Carlos Borromeo, Tuvieron seis hijos que fallecieron jóvenes menos uno, María Monserrate. Uno de esos hijos fue María Amelia que se casó con nuestro biografiado.  En su testamento mancomunado el  matrimonio  Bercedodiz-Arce dejó como herederos a su hija María Monserrate[30] y a sus dos nietos María Magdalena y Manuel Diz Bercedoniz, hijos de Pedro Diz Romero.

            Pedro Diz Romero se casó[31] en 1856 en Aguadilla, Puerto Rico,  con Maria Amelia Bercedoniz Arce. Tuvieron por hijos a  Maria Magdalena (n.1857) nacida al año siguiente de su boda, Manuel[32] (1858-1926) y María[33] (n.1862)

 

Cayey PuertoRico

  

            Dos años después es nombrado Secretario del Real Acuerdo de la Audiencia de Puerto Rico por  Real Decreto de 30 de marzo de 1858, con un sueldo de 2.000 pesos anuales. Al año siguiente es nombrado[34] Alcalde del municipio de San Germán de Puerto Rico. Su carrera política no acabará aquí. Fue promovido[35] en 1862 para Alcalde Mayor de Ponce,  tomando posesión el 23 de abril del mismo año.

            No todo van a ser buenas noticias. Este mismo año fallece[36] con solo treinta años su mujer Amelia. “En esta Villa de Nuestra Señora de Guadalupe de Ponce, a 9 de agosto de 1862, yo su infrascrito cura rector y vicario foráneo de ella y su Distrito, José Balbino David, di sepultura eclesiástica e hice oficios dobles solemnes con ministros y acompañados, vigilia y misa cantada, y procesión al cementerio, al cadáver de Doña Amelia Bercedoniz, de 30 años de edad, hija legítima de D. Guillermo y Doña María Josefa Arce, casada con el Señor Alcalde Mayor de este partido D. Pedro Diz Romero.

Doy fe”. Este duro golpe hizo mella en la salud de nuestro biografiado. Por ello solicita[37] “licencia de 1 mes en otra temperatura”, en la misma isla para restablecer su quebrantada salud. Además padeció un fuerte trastorno inflamatorio del intestino, disentería, que le producía una grave gastroenteritis. Esto hizo que solicitara el 1 de diciembre  “6 meses de licencia para restablecer su salud en la Península” por padecer  una disentería crónica rebelde a los tratamientos empleados.

            Por ello, solicita[38] al Gobernador Superior de la isla para que remita a S.M. la documentación y le deje ir a la península para restablecer su salud. Decía, “Resido  8 años en esta isla, y me hallo  padeciendo una enfermedad crónica avalada por los informes de los médicos Ignacio Consut y Rafael Pujales”. Los profesores de Medicina y Cirugía lo tenían claro. Pedro Diz sufría una Disentería crónica “por la influencia nociva del clima y las temperaturas de este país”.  Por ello creen prudente  aconsejarle la emigración durante algún tiempo a un país más templado. “El Regente apoya también la solicitud de licencia por considerar justiciados los motivos en que se funda”.

            El alcalde de Ponce se embarca, el 8 de marzo de 1864, hasta llegar al lugar donde había nacido, Torrelavega. Desde allí y con el apoyo del médico de esta Villa Doctor Teodoro Castañeda, solicita en el mes de julio “6 meses de prórroga para acabar de restablecer su salud”. La carta que envía a S.M. la Reina Isabel II, el médico torrelaveguense  decía:

 

Isabel II, reina de España

 

SEÑORA: Nuestro Alcalde Mayor  de Ponce en la Isla de Puerto Rico, A V.M. reverentemente expone: Que con el objeto de restablecer en esta Península su quebrantada salud, solicitó y obtuvo de la maternal bondad de V.M. 6 meses de licencia que se hallan próximos a terminar. Desgraciadamente en este tiempo, aunque suficiente, se mejora de un modo notable de su enfermedad, pero no ha bastado para el completo restablecimiento tan anhelado, que solo podrá conseguirse, según opinión del facultativo que le asiste, permaneciendo algún tiempo más bajo la influencia benéfica del clima de esta Península, por lo que suplica respetuosamente a V.M se digne prorrogarle por otros 6 meses la licencia que en la actualidad disfruta.

            Dios guarde la importante vida de V.M. por muchos años para la felicidad de la nacion española.  Torrelavega a 29 de julio de 1864.

            A su vez Andrés González del Piélago, notario del Colegio Territorial de Burgos con domicilio en esta villa de Torrelavega, da fe[39] que D. Teodoro de Castañeda, “por quien se halla expedido este certificado es Doctor en Medicina y Cirugía, con residencia en esta población”. Esta petición fue informada en contra por el Regente de la Audiencia  que opina[40]  “que no se prorrogue ni un día la licencia que están disfrutando los Jueces de aquella Isla, por no haber posibilidad de reemplazarlos, siguiéndose de esto males incontables para la Justicia, como está sucediendo en Ponce, Juzgado tal vez el más importante, donde no se atiende como es debido desde que se encuentra con licencia el propietario”. A pesar de este informe, el 12 de agosto de este mismo año, “se le concede una prórroga de 3 meses en la península para restablecer su salud”. Hasta que a mediados[41] de diciembre embarca para Puerto Rico.

            Al año siguiente[42] Pedro Diz Romero, Alcalde Mayor de Ponce, solicita que se le conceda licencia para contraer matrimonio con Doña Isabel Tirado Hinsch, viuda de José Emeterio Carrera, vecina de aquella villa y perteneciente a una familia poderosa de la isla. La ley prohibía ejercer  la alcaldía de la misma villa en la que ella es natural y vecina por ser de familia influyente. Esto hace que pida que se le traslade a otro juzgado superior o de igual categoría. Unos meses después[43] la Junta de Clases Pasivas “no ve inconveniente en que le se conceda  Real Licencia para casarse, pero advierte que siendo vecina y de influyente familia Isabel Tirado,  del distrito en que él es Alcalde Mayor“.

             Isabel Tirado pertenecía a una  familia poderosa de la isla. Era sobrina política de D. Juan Prats, antiguo y rico hacendado, comerciante y primer contribuyente de este partido; sobrina carnal de D. Guillermo Tirado, Primer Teniente Alcalde, primer contribuyente en el vecino pueblo de Guayanilla en donde posee una gran hacienda, y es dueño de otra en esta Villa;   prima hermana de la esposa de D. Gabriel González Zavala, Administrador de esta Real Aduana y sobrino del Teniente General Zavala;   es  cuñada de  D. Carlos Cabrera, que es rico, Jefe de una de las principales casas de Comercio de esta Plaza; emparentada con D. Juan Cortada, socio capitalista de la Casa de Comercio Lohse Cortada y Cia y D. José Labarthe, propietario en Guayanilla. Además  Isabel Tirado, estuvo casada en primeras nupcias con D. José Emeterio Cabrera, rico comerciante y hacendado, quien al morir la dejó un importante capital. “Dicen que al que menos tiene 900.000 pesos”. 

            Isabel Tirado nació[44] el día 9 de septiembre de 1836 en Ponce. Al mes siguiente, el día 7 es bautizada[45] en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe de Ponce con el nombre de Isabel María de las Mercedes, por el Presbítero D. Nicolás de la Cruz. Era hija legítima de D. Ignacio Tirado, natural de Venezuela e hijo de D. José Antonio y Doña Rita Iribarren; y de Doña Margarita Hinch, oriunda de Guayana en Venezuela, hija legitima de D. Juan y de Doña Inés González, de este vecindario que habían contraído matrimonio[46]  el 8 de agosto de 1834 en la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe de Ponce. Eran los suegros de nuestro biografiado.

            A los tres años del fallecimiento de su primera mujer, Amelia Bercedoniz, Pedro Diz se casa[47] el 27 de julio de 1865 en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe de Ponce con Isabel Tirado Hinch. Era natural de Ponce e hija  de Ignacio Tirado y Margarita Hinch. Había estado casada en primeras nupcias con D. Jose Emeterio Cabrera que falleció[48], el día 17 de diciembre de 1860, en la  plaza de la Magdalena nº 27 de París donde residía. Era hijo de Marcelino Cabrera y Carolina Martínez. También era su segundo matrimonio, en primeras nupcias estuvo casado con Doña María Gerónima Rosales, con la que tuvo cuatro hijos. Gustavo, Guillermo, Enrique y Carolina, y en segundas con la referida Doña Isabel Tirado, de la que solo tuvo una hija que murió. Otorgó un testamento ante el  Cónsul General de España, residente en Paris D. Francisco de Hormaechea, el día 27 de noviembre de 1860, en el que entre otras cosas ordenó que sus albaceas dispusieran su entierro, que se celebró en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe de la villa de Ponce, el 13 de agosto de 1861.

            La boda[49] entre Pedro Diz e Isabel Tirado se celebró 27 de julio de 1865 en la Iglesia Parroquial de nuestra Señora de Guadalupe de Ponce. Esta ceremonia tuvo consecuencias. La boda tuvo lugar sin haber recibido la licencia de la Reina, hecho que las  autoridades pusieron en conocimiento de la Reina. Pedro Diz manda un escrito disculpándose y  aduciendo un problema grave en la familia de su mujer,  que le obligó a celebrar el matrimonio. También pidieron explicaciones al Prelado  por haber celebrado el matrimonio sin los permisos de S. M. la Reina. Este desagradable asunto se resolvió gracias a los méritos y el buen hacer de Pedro Diz en la alcaldía de Ponce. Proponiendo interinamente que ocupara la alcaldía del municipio de  Mayagüez y el de este lugar se traslade a Ponce.

 

Casa de Puerto Rico

 

            Un mes después de su boda, con fecha 29 de agosto de 1865, dirige una instancia solicitando que  se suspenda su traslado a Mayagüez y suplica a la Reina no haga efectivo ese traslado, ya que su salud podría empeorar por el clima de aquel lugar y si esto no fuera posible, que acepte su renuncia. Le adjunta un certificado de su médico en este sentido. Meses después, el 20 de enero del año siguiente, la Reina admite su renuncia, “declarándole cesante en su cargo de Alcalde Mayor de Ponce”.

            En 1870 es nombrado[50] por Decreto Consejero de la Sección de Hacienda del Consejo de Administración de la Isla de Puerto Rico. Un año más tarde[51] fue nombrado Jefe de Administración de segunda clase del Gobierno Superior General de la isla de Puerto Rico. Nombramiento que el Rey Amadeo I deja sin efecto seis meses más tarde[52]. Y por último en 1874 es nombrado[53]  secretario del Gobierno Superior Civil de la isla de Puerto Rico.

            Pedro Diz Romero e Isabel Tirado tuvieron tres hijos, María Ignacia[54](n.1867), Mercedes[55](n. 1869) y Pedro[56] (n.1870).

            Pedro Diz fue propuesto para recibir la Gran Cruz Blanca del mérito militar y la Gran Cruz de Isabel la Católica. Los hechos ocurrieron así. El Gobernador General de Puerto Rico el 27 de marzo de 1875 eleva una “propuesta de recompensa por servicios prestados a la Patria” a D. Pedro Diz Romero para la Gran Cruz de Isabel la Católica[57]. “El interesado es propietario, Vice Presidente desde su creación del Centro Hispano Ultramarino y del Casino Español. Segundo Jefe de Batallón de Voluntarios de la capital de la Isla. Ha sido constantemente perseguido por los federales separatistas que le hacían poner en prueba su patriotismo, y por cuanto ha contribuido a desbaratar sus planes desde febrero del 74, sacrificando sus intereses,  y en posición independiente desempeña el cargo de Secretario del Gobierno, en el que ha prestado notables servicios. Ha sido Diputado a Cortes por aquella provincia”. Dos importantes condecoraciones que no consigue porque “el 11 de junio de 1875  de orden del Sr. Ministro quedaron en suspenso estas propuestas”.  

            Dos años después, en febrero de 1876, “tiene un comportamiento político que puede constituir delito”, por lo que fue enviado a la península a disposición del gobierno de S.M. El Gobernador General de Puerto Rico le abre expediente  donde dice: “D. Pedro Diz Romero, Secretario del Gobierno General, en el intervalo de tiempo que medió desde la fecha en que se recibió la noticia del relevo del General Sanz, hasta la víspera de la llegada a la Isla del actual Gobernador, excitó por medio del telégrafo a los Alcaldes y sus administrados contra la disposición que decidió el relevo de dicho General Sanz, infiriendo ofensas al Ministro de Ultramar y rebajando la autoridad del Gobernador Supremo, todo con el propósito de hacer triunfar en la elecciones para diputados a Cortes cierta candidatura previamente acordada. El oficial del Gobierno Agustín Pauner, desempeñó la comisión de recoger en diferentes pueblos de las Islas, las firmas de electores con que se quería garantizar el triunfo de determinada candidatura”.

            Por ello le hizo embarcar a la península y le puso a disposición del Gobierno Supremo. Pedro Diz Romero era un hombre fuerte en el partido Conservador,  miembro del comité central  y autor de importantes manifiestos de su partido. Este hecho le sirvió de mucho. El Gobernador General de Puerto Rico opinó “que el expediente no debe salir de la vía gubernativa, a fin de que el partido conservador de la Isla no pierda su prestigio, pues algunos de sus miembros importantes para la política española, quedarían anulados por haber secundado los punibles propósitos del Sr. Diz Romero, que por su posición oficial ejerció sobre ellos perniciosa influencia”. Lo que realmente ocurrió fue que el alcalde de Ponce se dirigió a los demás alcaldes de otros pueblos para que votaran ciertas candidaturas cuando se celebraran las elecciones. Por todo ello embarcó para la Península y ponerse a disposición del Gobierno Supremo. Le “acompañaron a bordo del vapor correo Español, con toda consideración, el Coronel Jefe de la Guardia Civil, y un ayudante”.  Al final hubo un sobreseimiento de la causa, pero se abrió otra independiente para Pedro Diz Romero. 

 

A.H.N. Ultramar, cese de Pedro Diz Romero

            La Audiencia estableció que “los abusos cometidos por aquel funcionario constituían un  delito de coacción electoral”. Fue absuelto por haber prescrito la causa. No obstante se interpuso un recurso de casación ante el Tribunal Supremo que se declaró desierto por no haber comparecido nadie a sostenerlo. Manuel Aguirre de Tejada, conde de Tejada y Ministro de Ultramar recibe una carta del Gobernador General de Puerto Rico el 24 de abril de 1884 donde le trasmite el resultado del juicio, “absuelto por haber prescrito la acción entablada”.

            Sus detractores opinaban que Pedro Diz Romero era un burócrata español vociferantemente reaccionario que organizó un nuevo Cuerpo de Orden Público y reforzó la Guardia Civil. También despidió a maestros en las escuelas primarias de Puerto Rico, reemplazándolos con maestros de la Península para garantizar una educación "española"[58]. En el 1876, en la isla de Puerto Rico, fue Secretario en el  Gobierno Superior Civil y Consejero en la Sección de Hacienda[59]. Por entonces era Gobernador el Teniente General Excmo. Sr. D. Segundo de la Portilla.

            Instalado en la península fue  diputado a las Cortes Generales desde 1881 a 1883. Fue proclamado diputado a Cortes por Olot, Gerona, el 28 de agosto de 1881. Participó desde su escaño de diputado en múltiples asuntos que algunos tiene que ver con: Proposición de ley autorizando la variación del trazado del tranvía de Manresa a Berga; nombramientos de jueces municipales; nombramiento de juez municipal de Tortella; proposición para cubrir el déficit de los presupuestos municipales; creación de las Audiencias de lo criminal, entre otros asuntos.

            Desde 1877 y hasta 1882  “dirigió en Madrid el diario matinal La Mañana”. En el Catalogo[60] de periodistas Españoles del siglo XIX podemos leer que Pedro Diz Romero era “Hombre político y elevado funcionario. Nació en Torrelavega en 1834 y falleció el 17 de diciembre de 1897 en León. El periódico El Porvenir de León, correspondiente al 17 de noviembre de 1897 recoge el óbito: “El domingo último falleció en esta ciudad, el Excmo. Sr. D. Pedro Diz Romero, ex-diputado a Cortes, Ministro Jubilado de la Sala de Ultramar de Tribunal de Cuentas del Reino, Ex-Gobernador Civil de varios provincias…. Reciba nuestro amigo D. Manuel Diz, hijo del finado y su apreciable familia, nuestro pésame más sentido”. Su segunda mujer, Isabel Tirado,  fallece[61]  en Pamplona.


 
Mausoleo Diz Romero. Sacramental de San Justo en Madrid

 

            Los periódicos de Puerto Rico no se pusieron de acuerdo en el fallecimiento de Pedro Diz. Unos dijeron que murió en España y otros en La Habana. El Boletín Mercantil de Puerto Rico decía que “El Sr. Don. Pedro Diz Romero falleció siendo Fiscal de su Majestad en Puerto Rico. Hermano de José Diz Romero que desempeñó, en otro tiempo, la Secretaría de este Gobierno, y hoy es Ministro del Tribunal de Cuentas del Reino”[62]. Este Boletín ratifica acertadamente la noticia. “Ha fallecido recientemente en la Península el Excmo. Sr  Don Pedro Diz Romero, Secretario que fue del Gobierno General de esta isla de Puerto Rico”[63]. En cambio el periódico La Correspondencia afirma que murió en La Habana.  “Ha fallecido en la Habana el señor don Pedro Diz Romero, secretario quo fue del Gobierno General de Puerto-Rico”[64].

            Después del fallecimiento de su padre “sus dos hijas Doña María Diz Bercedoniz y Doña Mercedes Diz Tirado, huérfanas de D. Pedro Diz Romero, Alcalde Mayor de Ponce, en Puerto Rico; recibirán una pensión de 3.750 pesetas anuales”[65].

 

LOS HERMANOS CERRA

            Según lo publicado hasta ahora fueron tres hermanos apellidados Cerra los que viajaron en el siglo XIX  de Torrelavega, donde nacieron, a Puerto Rico. Se llamaban Domingo, Antonio y Juan Climaco de la Cerra González-Castañeda. Más adelante veremos que fueron  cinco hermanos Cerra, los que viajaron y se asentaron en la isla de Puerto Rico, cuatro hombres y una mujer. Con ellos se produce la primera relación entre esta Villa y la  isla de Puerto Rico. Pero ¿Quiénes eran estos cinco convecinos que emigraron a Puerto Rico y “contribuyeron a la formación del pueblo portorriqueño”?

            El padre de los Cerra, Joaquín de la Cerra Pérez-Roldán, nació en Viérnoles el 27 de mayo de 1807. Fue bautizado   a los dos días por el cura Alberto Toribio Tagle, siendo sus padrinos Joaquín Gómez Tagle y Antonia Aparicio, mujer de Juan de Riaño, los dos vecinos del pueblo de Viérnoles. 

            Trabajó de peón caminero y también fue chocolatero. Conoce a la que va a ser su mujer Antonia González Castañeda, que era natural de Cartes e hija de Antonio González Castañeda y Josefa Gutiérrez. Contrajeron matrimonio  el 30 de septiembre de 1833 en Cartes y tuvieron por hijos a Antonio  (n.1835);  Remigio  (n.1838);  Domingo  (n.1840); Manuela  (n.1843);  Romualdo[66]  (1845-1849)  Juan Climaco  (n.1846); Josefa  (n.1849); Bernarda  (n. 20-10-1853). Todos, menos Antonio que nació en Viérnoles, nacidos en Torrelavega. Cinco de ellos se embarcaron para Puerto Rico, Antonio,  Remigio, Domingo, Juan Climaco y Josefa. Sabemos que estos dos últimos  “emigraron a Puerto Rico en 1859”[67].

            Los de la Cerra, que era así como se apellidaban, eran oriundos de Santa Maria de Berbes,  en el Concejo de Rivadesella en Asturias. “Francisco de la Zerra, natural de Verbes, presenta en Viérnoles, en 1736”, Pleito de Hidalguía. Nos remontamos al siglo XVIII para encontrar el Cerra más antiguo.

            En los primero años de este siglo vivían en “Verbes perteneciente al concejo de Rivadesella”, Juan de la Cerrra y su mujer Michaela de Llanes que tuvieron por hijo, entre otros, a Diego de la Cerra Llanes que nace en el mismo lugar donde vivían. Diego se casa[68] en la iglesia parroquial de San Román de Viérnoles, el 14 de agosto de 1751, con Maria de Quijano Revilla, natural de este mismo lugar, e hija de Josef de Quijano y Maria de Revilla Albarado. Son los bisabuelos de nuestros biografiados. Diego de la Cerra y María de Quijano tuvieron por hijos a Juan Atanasio[69] (n.1753);  Alberto[70] (n.1755);  Juan Domingo[71] (n.1758);  Juan Basilio[72] (n.1760);  María Ana[73] (n.1764).

            El que sigue la línea sucesoria será el abuelo de nuestros biografiados, Alberto de la Cerra Quijano que nace en Viérnoles, el 16 de agosto de 1755. Al día siguiente fue bautizado   por Fray Joseph Crespo, religioso de la orden de San Francisco y Lector de Artes de la ciudad de Vitoria. Fueron sus padrinos Alberto Rodríguez García y María Ana Sánchez de Bustamante, mujer de Pedro García Velarde. Siendo labrador se casa con Bernarda Pérez Roldán que era natural de Riocorbo e hija de Antonio Perez Roldán y Antonia Gómez, vecinos del mismo lugar. Contrajeron matrimonio  en Viérnoles, el 9 de abril de 1806.  Tuvieron por hijos a Joaquín Antonio  (n.1807);  Josefa Tomasa (n.1810);  y Gregoria Josefa (n.1812), todos nacidos en Viérnoles. Los dos contrayentes eran viudos cuando se casaron. Él estuvo casado en primeras nupcias con Josefa Saiz, con la que tuvo por hijos a Josefa, casada con Pedro de la Cerra;  Luisa, casada con Francisco Pérez;  Juana, casada con José Corro;  Evarista y Martina.

 

            DOMINGO DE LA CERRA GONZÁLEZ-CASTAÑEDA

            Domingo de la Cerra González-Castañeda nació el 28 de diciembre de 1840 en Torrelavega. A los dos días fue bautizado[74]  por el cura Domingo Fernández de los Ríos, siendo sus padrinos Domingo González del Rivero, maestro de obras y natural de Llano;  y Josefa Gonzalez Castañeda, nacida en Cartes, soltera y labradora. Era hijo  de Joaquín de la Cerra Perez-Roldan y Antonia González-Castañeda Rasilla.

            Con 20 años Domingo de la Cerra era sargento de infantería y miembro del Batallón de Cazadores de Cádiz, que estaba destacado en Puerto Rico. Fue jefe del Partido Incondicional y capitán honorario de voluntarios[75] de Fajardo. Se casó el 11 de mayo de 1871 en Fajardo, Puerto Rico, con María del Pilar Becerril Torres. La contrayente, natural de Fajardo era hija de Jose Antonio, “Don Pepe”, Becerril Bermúdez y de Manuela Torres. Tuvieron siete hijos, Manuela, Agustina Antonia, Francisco Javier, Enrique, Domingo, Julio Alonso y María del Carmen.

            Su hija mayor, Manuela de la Cerra Becerril[76] (1873-1958), nació el 7 de agosto de 1873 en Fajardo, Puerto Rico. Se casó con Juan "Jorge" del Carmen Bird y Arias[77] (1868-1950)  en el mismo lugar en que nació en 1892.  Tuvieron cinco hijos: Jorge Domingo[78] (1893-1970), María del Pilar[79] (n.1895), Carlos Manuel Luciano[80] (1897-1940), Manuela[81] (n.1903) y Rafael María Julián[82] (1906-1912).

            Después nacerá otra niña, su segunda hija, a la que pusieron de nombre Agustina Antonia que nació el  5 de mayo de 1874. El tercer hijo será un niño  Francisco Javier "Luis", que nace como todos sus hermanos en Fajardo, el 3 de diciembre de 1878. Se casó en San Juan de Puerto Rico, el 6 de marzo de 1908, con Joaquina Porrata Amalbert. No tuvieron hijos. Joaquina falleció el 21 de febrero de 1911. A los cuatro años Luis Cerra se casa, en segundas nupcias, en Fajardo, el 3 de marzo de 1915, con Belén Sárraga López, que era natural de San Juan. Tampoco tuvo hijos con su segunda mujer. Luis era administrador de una “finca de 545 cuerdas de terreno” en el pueblo de Carolinas, que pertenecía a la Central Victoria. En el censo de Hato Rey, Rio Piedras, de Puerto Rico en 1940, aparece con su mujer y tres sirvientes.

 

Central Victoria. Universidad Interamericana de Puerto Rico

 

            Después nacerá otro niño al que pusieron de nombre de Enrique. Nació en el 24 de febrero de 1882 en Fajardo. Parece ser que nunca se casó porque aparece en los censos de 1910 a 1940 viviendo con su madre y hermanos, siempre declaró que era soltero. En el 1917 viajó a Nueva York para visitar a su hermano Julio. El 14 de octubre de 1940 presentó una instancia en San Juan para obtener la ciudadanía americana. Declaró que era comerciante. Más adelante, en 1940 vivía[83] en Fajardo con su hermano Domingo.

            Los dos últimos hijos varones serán Domingo y Julio Alfonso. El primero nació el 28 de abril de 1883. Dueño de una finca en Fajardo se casó a los 27 años  el 15 de junio de 1912, en el mismo pueblo donde nació, con Soledad Quiñones Méndez. La novia tenía 19 años y era hija del comerciante Pedro Quiñones y Elena Méndez (n.1895), naturales los dos de Fajardo. Tuvieron 5 hijos: Manuela (1915-1998), María Elena (1915-1918), Domingo (1919-2005), José Valentín (1922-1951) y Rafael (1923-1951). Soledad falleció en Fajardo, el 17 de noviembre de 1923, de una "trombosis y embolia cerebral" a los 28 años de edad. Veinticuatro años después  Domingo se casa, en segundas nupcias,  con Guillermina Diaz Peña, el día 13 de octubre de 1947, en Luquillo.

            Julio Alfonso (1885-1941) nació el 23 de enero de 1885 en Fajardo. Emigró a Nueva York en 1908 y se ubicó en el Barrio Berdford-Stuyvesant, en Brooklyn. Dos años después trabaja como contable en una compañía azucarera, la "National Sugar Refining Company". Se casó el 25 de diciembre de 1916 en Brooklyn con Mary Magdalene Rommeer (n.1890), natural de Nueva York, e hija de padres alemanes. Tuvieron 3 hijos: María (n.1919),  Kathleen (1924-2004) y Elsa Josefina (n.1923). Julio Alfonso fallece el 30 de marzo de 1941 en Brooklyn. Sus restos reposan en el "Lutheran Cemetery hoy llamado All Faiths Cemetery"[84].

            Y por último su hija pequeña, Maria del Carmen Nicasia.  Carmelina, que era así como la llamaban, nació el 8 de agosto de 1887 en Fajardo. Se casó con Luis Fernández García, político y médico. Fundador de una clínica para el tratamiento de la tuberculosis en San Juan, que llevó su nombre al que ella ayudaba en las labores administrativas de la clínica. Cuando murió su marido la siguió administrando. Tuvieron 4 hijos: Eugenio, Carmen; María Teresa y Eduardo. Carmen Pilar, a la que llamaban Piri, destacó en Puerto Rico como declamadora, dramaturga, directora escénica, escritora, conferenciante, crítica literaria, educadora y luchadora por la independencia de Puerto Rico. Así la describe la escritora Maria Esther Ramos Rosado. Dice que de su hogar venía la veta artística. Su padre declamaba y su abuela paterna escribía versos. También comenta que Piri admiraba profundamente a su madre Carmelina, de la que decía que fue la única mujer puertorriqueña que renunció a la ciudadanía norteamericana en 1917. Y una de las primeras mujeres que aprendió a conducir.

            Domingo de la Cerra junto a sus hermanos constituyó una sociedad “compañía Cerra y hermanos” que queda disuelta[85] “en un mutuo acuerdo”, el 5 de junio de 1871. Tres años después, Domingo era miembro del comisionado del presupuesto y  alcalde accidental del pueblo de Fajardo. A los 37 años, en 1877,  fue nombrado Juez de Paz[86] de Fajardo. Dos años después, y hasta 1880 fue teniente de alcalde. También era un “hacendado capitalista”. En 1877 era el propietario de la Hacienda Hoyo-Vicioso[87] donde cultivaba “caña dulce”. Años después, en 1891, compra[88]  la Hacienda Convento,  dedicada al cultivo de caña dulce y del pimiento malagueta[89] con una producción anual de  150 bocoyes.

            Domingo de la Cerra falleció[90] a los 52 años de edad en Fajardo, Puerto Rico, el 5 de mayo de 1892, de "una pulmonía fibrinosa aguda". No hizo testamento. Su mujer falleció el 9 de agosto de 1938 en Fajardo a los 89 años de "miocarditis y esclerosis renal".

 

                                                 Plantación de caña dulce en Puerto Rico                                                                                 

 

           

ANTONIO DE LA CERRA GONZÁLEZ-CASTAÑEDA

         El hermano mayor de los Cerra, Antonio de la Cerra González-Castañeda nació[91]  el 6 de mayo de 1835 en el pueblo de Viérnoles, Torrelavega. Fue bautizado al día siguiente por el sacerdote Antonio Toribio González, siendo sus padrinos, el abuelo materno Antonio González y Lucía de la Mora, vecina de Torrelavega.

            Siendo muy joven se embarca con destino a la isla de Puerto Rico. Es el primer Cerra que llega a la isla después vendrán cuatro hermanos más. Se instala en Fajardo donde conoce a María de la Concepción Matta Quiñones[92] con la que se casa[93] el 31 de enero de 1866. La contrayente que  era hija de Nicolás Matta Laseña y de María Manuela de la Concepción Quiñones Rivera, nació en Fajardo el 23 de abril de 1842. Tuvieron siete hijos y todos nacieron en Fajardo: María Manuela[94] (n.1867);  Susana Edelmira[95] (1869-1928);  Juana María (n.1870);  Juana Manuela (n.1871);  Josefa (n.1874);  Joaquín José (1875-1912) y Concepción (n.1879).

            Su segunda hija, Susana Edelmira, nació en Fajardo el 12 de enero de 1867. Con 30 años se casa[96] con Pedro Casanova Giménez (1859-1928) en la iglesia de Fajardo. Tuvieron 6 hijos: María Belén (1900-1901); Pedro Antonio (1903-1924) que falleció con 20 años cuando era estudiante; Gloria María (1904-1937) que se casó[97] en Fajardo con José Lorenzo Rivera Sánchez[98]; José[99] (1906-1933)  que falleció soltero en el Kingston Avenue Hospital en Brooklyn; Ramón (1907-1990) que se casó con María Julia Maldonado[100] y trabajó de mecánico durante 20 años en una fábrica de piezas de trenes; y Carmen María (n.1908). Susana Edelmira falleció el 12 de noviembre de 1928 en Fajardo.

            La tercera hija, Juana María (1870-1918) nació el 28 de diciembre de 1870 en Fajardo. Se casó[101]  con 19 años con Miguel Antonio Zalduondo Veve (1867-1919) en el mismo lugar en que nació. Tuvieron 8 hijos: Manuela (1900-1901), Miguel Antonio (n.1892), María Rogelia (1894-1978) María Josefina (1897-1897),  América (n.1898), Josefina (1903-1971),  Juan Antonio (1905-1970) y Celestina (1908-1982). Juana María falleció el 6 de julio de 1918 y   su marido el 9 noviembre 1919, los dos en Fajardo.

            Su quinta hija, Josefa (1871-1957)  nació  en 1871 en  Fajardo. Se casó en 1892 con José Modesto Bird Quiñonez (1869-1933)  con  el que tuvo tres hijos. Antonio Modesto[102]; María Isabel (1895-1896) y María de la Luz Josefina (1904-1991). Josefa falleció  el 22 de septiembre de 1957 en Humacao, Puerto Rico.

            Su sexto hijo, Joaquín (1876-1922), nació  en 1876 en Fajardo. Se casó[103] con 24 años con Carmen López Cruz (n.1883) en el pueblo donde nació. Tuvieron siete hijos: Ángel Antonio[104] (n.1903); Joaquín Gregorio[105] (1904-1978) que se casó[106] con Manuela Cerra Quiñones (1915-1998), Hipólito Esteban (1906-1968), José Benito (n.1909) que se casó[107] con Rosario Díaz Peña; Domingo (1910-1928); María Isabel Narcisa (1911-1914) y Modesta María (n.1913). Joaquín de la Cerra falleció en Fajardo el 8 de julio de 1912.

 

 

Calle del comercio en Bayamon, Puerto Rico.

 

            La hija pequeña de Antonio de la Cerra, Concepción Cerra Matta (1879-1959), nace en Fajardo y se casa con Nepomuceno Julbe Poupart (1874-1915). Tuvieron seis hijos: Concepción (1904-1986) que se casa[108] con Edgar Joaquín Fernández Castro[109] (1911-1942). En 1923, Concepción  emigró a Nueva York  y se va a vivir al barrio de Riverside Drive en Manhattan;  María Mercedes (1905-1906); Edna Julbe (1908-2006) que se casa[110] con Manuel Castellanos Otalora[111]; Jorge Félix (1912-1924); Ana Carmen (n.1913) que se casa[112] con Álvaro Bernat Benlloch[113]; y Mercedes (1914-2001) que se casa[114] con Félix Luis Benet Colón[115]. Concepción Cerra falleció en Mexico, distrito federal, el 21 de febrero de 1959. 

 

REMIGIO DE LA CERRA GONZÁLEZ-CASTAÑEDA

         Remigio de la Cerra González-Castañeda, junto a cuatro hermanos más,  contribuyó “a la formación del pueblo portorriqueño” aunque no aparezca en el catálogo de santanderinos  de la Dra. Estela Cifre de Loubriel.

            Nació a las doce menos cuarto de la noche del 28 de mayo de 1838 en la villa de Torrelavega. Al día siguiente  fue bautizado[116] en la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación situada en la Plaza del Grano por el cura párroco Ignacio de la Medina Sainz. Su padre, Joaquín de la Cerra consta en el libro sacramental como chocolatero de profesión. Fueron sus padrinos de bautismo  Remigio García, mancebo de un comercio de esta villa, soltero y natural de Amusco en Palencia; y Ángela García Corona, natural de la referida Villa, casada y labradora.

            Con veintitantos años parte para la isla de Puerto Rico y se alista en el Batallón de voluntarios de la sexta Compañía. Era 1871 cuando instala una sastrería y un almacén de ropa hecha en el número 36 de la calle San Francisco de San Juan de Puerto Rico. Además tenía una casa en el campo para la que solicita “la compra de una esclava para servicio doméstico de esta casa”[117].

            En verano de 1874 viaja a la península donde unos días después se casa. Antes de embarcar da poder a su hermano Juan Climaco para que se hiciera cargo de su negocio[118], donde también se vendían vinos[119]: “Depósito de vinos en la sastrería de Remigio Cerra. Se realizan en cajas de doce y seis botellas de las clases siguientes: Manzanilla, Cerezo blanco, Blanco de mesa, Jerez y Jerez seco, Tostadillo, Moscatel, Amontillado, Tintos de varias clases, Blanco de que hacen uso los sacerdotes para celebrar”.

            Se casó el 4 de agosto de 1874 en la iglesia de San Lorenzo de la capital castellana, Valladolid, con la torrelaveguense  Petra Elodia García Diaz. Fue la madrina la hermana del novio, Josefa, y el padrino Leopoldo de las Cuevas Llamas. La novia, que residía en Valladolid, era hija de Alejandro García y Ramona Diaz. Había nacido en Torrelavega el 29 de junio de 1856. El matrimonio tuvo tres hijos: Petrona Anastasia[120] (1876-1876), Luis Remigio (n.1877) y Sinforosa Estefana[121] (n.1878).

            Su segundo hijo, Luis Remigio Cerra García, nació en San Juan de Puerto Rico el 27 de abril de 1876. Se casó en la capital de la isla, el día 16 de diciembre de 1902, con María Montilla Catalá[122]. Tuvieron ocho hijos: Luis Remigio[123] (n.1904), Gerardo[124] (n.1906), Alejandro (n.1908), Blanca[125] (1910-1987), Josefina[126] (n.1912), José Ángel[127] (n. 1914),  y David (n.1916).

            Remigio de la Cerra González-Castañeda falleció el 21 de agosto de 1878 en Río Piedras, Puerto Rico. Años después, su mujer Petra Elodía se volvió a casar. Con 27 años, contrae  matrimonio  en la iglesia de San Lorenzo en Valladolid, el 14 de abril de 1884,  con Cipriano Calderón Ceballos, de 41 años, natural de Vioño. Cipriano, que era ayudante de obras públicas en Valladolid, había nacido el 16 de septiembre de 1842. Fue bautizado en la  parroquia San Pedro de San Vicente de Vioño en el valle de Pielagos. Era hijo de Pablo Calderón Argumosa y María Luisa Ceballos Alonso, naturales de Vioño.

            Cipriano Calderón Ceballos  desempeñó el cargo de Ayudante tercero de Obras Públicas en la isla de Cuba, desde el año 1867 en que fue nombrado por Real Decreto de 26 de enero.  Cesó en el cargo el año 1876 como consecuencia de las reformas hechas en el ramo de obras públicas de Cuba, y regresó a la península, desembarcando en Santander, el 3 de mayo de ese mismo año[128].


 

San Juan de Puerto Rico

 

 

JUAN CLIMACO DE LA CERRA GONZÁLEZ-CASTAÑEDA

 

 

            Juan Climaco de la Cerra (1846-1920) nació el 30 de marzo de 1846 en la villa de Torrelavega.  Al día siguiente fue bautizado[129] en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Consolación por el cura Josef Alonso Astulez, siendo sus padrinos Jose Pelayo Calderón y Bárbara Gonzalez Tánago. Era hijo de Joaquín de la Cerra Pérez- Roldán y Antonia González- Castañeda Rasilla.

            Con 13 años embarca[130] para Puerto Rico. No lo hace solo, le acompaña su hermana Josefa de solo 10 años. Allí ya se encontraban sus tres hermanos mayores, Antonio, Remigio y Domingo.

            Sus comienzos fueron como comerciante hasta convertirse en un hombre de negocios. En 1886 el Ministro de Ultramar le adjudica[131] el servicio del “vapor costanero” alrededor de la Isla[132]. Este mismo año formó parte del Ayuntamiento de San Juan[133]. En 1879 participa en una “Candidatura de Conciliación” que se presenta a las elecciones[134]. Era propietario de varias fincas en Santurce, San Juan de Puerto Rico donde tenía dos quintas. Una era donde vivía y la otra la puso en venta. “Se vende una hermosa quinta en la parada 15 de Santurce, propia para residencia de familiar o colegio. Tiene toda clase de comodidades, un gran jardín, árboles frutales, cochera y garaje para automóviles. Informará en la casa del lado, José Cerra”. Esto era el anuncio que publicó en La correspondencia de Puerto Rico del día 28 de febrero de 1910. Treinta años después será uno de los mayores contribuyentes[135] de la isla de Puerto Rico. Un rico hacendado.

El ferrocarril en Puerto Rico

 

            Conoce a Isabel Andino Giménez que era natural de San Juan con la que se casa. La novia era hija de Manuel Andino Pacheco e Isabel Giménez Santiago, naturales de San Juan y Caguas respectivamente. Contrajeron matrimonio[136] en San Juan  de Puerto Rico, el 12 de junio de 1875. Dice así su partida sacramental:

En la muy noble y muy leal ciudad de San Juan Bautista de Puerto Rico a doce de junio de mil ochocientos setenta y cinco: Yo, el presbítero Don Cristóbal Vázquez, cura ecónomo de Santa María de los Remedios, previa exploración y conformidad de voluntades, examen y aprobación en doctrina cristiana, las tres canónicas proclamas y demás requisitos necesarios, presencie el matrimonio que In Facie Eclesial contrajo don Juan Clímaco Cerra, conocido por José, soltero y de este comercio, natural de Torrelavega, provincia de Santander y desde su infancia, vecino de esta capital hijo legítimo de Don Joaquín y doña Antonia González-Castañeda; con doña Isabel Andino, soltera, hija legitima de Don Manuel y de Doña Isabel Giménez, natural de esta capital y ambos contrayentes vecinos de esta parroquia. Se confesaron anticipadamente y fueron testigos el coronel de Estado Don Manuel Cortes, Don Manuel Andino, el presbítero Don Manuel Ríos y Don José Meza; doy fe.

            Como hemos visto cuando se casa “declara que le conocían por el nombre de José”. Tuvieron cinco hijos: Elisa (n.1876), José (1879-1909), Blanca (n.1880), Manuel Norberto[137] (n.1883) y Ernesto[138] (n.1885). Todos nacidos en San Juan.

            La hija mayor Elisa Cerra Andino nació el 19 de mayo de 1876. Se casó el 19 de noviembre de 1892  en Caguas con Juan Giménez Andino[139].  Tuvieron cuatro hijas: Carmen[140] (n.1888), Ana (n.1900), Elisa[141] (1903-1994) y Josefa (n.1905).

            José Cerra Andino, su segundo hijo, fue un militar destacado. Nació el 24 de octubre de 1879 en San Juan, de Puerto Rico. Con17 años ingresa en la Academia de Infantería. Primer Teniente de cazadores de Infantería del Batallón de Talavera. Héroe de la batalla de Taxdirt en África.  Caído el 20 de septiembre de 1909, a los 29 años. Siendo Capitán de Infantería. Se hizo acreedor a la Cruz de la Real y Militar Orden de San Fernando[142] y  ascenso a Comandante, por su heroico comportamiento.  "El Rey, oído el Supremo Consejo de Guerra y Marina, concede la Cruz de la Real y Militar Orden de San Fernando[143] por su heroico comportamiento”[144]. El ministro de la Guerra concedió la Cruz de la Real Orden de San Fernando[145] al heroico puertorriqueño don José Cerra Andino, quien militando en las filas del ejército español, murió[146] gloriosamente en la batalla de Taxdirt el 20 de septiembre de 1909. Fue enterrado en Melilla en el Panteón de Héroes.

            Su tercera hija, Blanca Cerra Andino, nació en San Juan de Puerto Rico el 9 de agosto de 1880. Se casó el 6 de febrero de 1910 con Baltasar Domingo Fernández  Fernández que había nacido en 1870 en Puerto de la Vega, Asturias. Tuvieron un hijo, José Manuel Fernández Cerra, que nació en Santurce, San Juan de Puerto Rico el 9 de noviembre de 1910.

 

Declaración de Nacionalidad. A.H.N. ultramar

            Años después, en el 1899, firma[147]  la Declaración de Nacionalidad según el artículo IX del Tratado de Paz entre EE.UU. y España, “deseando conservar su fidelidad a la Corona Española”.

            Juan Climaco falleció[148] con 73 años, el 2 de agosto de 1920 en Santurce, San Juan de Puerto Rico, de una nefritis. Está enterrado en el Cementerio de San Juan.

 

JOSEFA DE LA CERRA GONZÁLEZ-CASTAÑEDA

            Josefa de la Cerra (1849-1937)  nació el 28 de enero de 1849 en la villa de Torrelavega. Al día siguiente fue bautizada[149] en la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, en la plaza del Grano, por el cura párroco Domingo Fernández de los Ríos. Fueron sus padrinos José Álvarez, natural de Torrelavega y Bárbara González Tánago, residente en ella.

            Cuando  contaba tan solo con 10 años se embarca[150] para Puerto Rico en compañía de su hermano Juan Climaco. Era 1859. Vuelve a la península veinticinco años después  para ser madrina en la boda de su hermano Remigio en 1874. Después también será la madrina de los bautismos de dos de sus hijos.

            Vivió muchos años con su hermano Juan Climaco en el barrio de Santurce en San Juan de Puerto Rico. Conocemos como era físicamente por la ficha que le hacen cuando desembarca en Nueva York el 17 de noviembre de 1910. “Estatura 5 pies y 3 pulgadas[151], pelo color gris y ojos marrón”[152].

            No se casó ni tuvo descendencia. Josefa Cerra González falleció[153] a los 88 años de una nefritis hemorrágica el día 8 de diciembre de 1937 en Rio Piedras, San Juan, Puerto Rico.

***

            Hasta aquí hemos dado a conocer a los torrelaveguenses que influyeron en la creación de Puerto Rico, los demás, Manuel Beneros, Ventura Bustamante Rueda y Feliciano Cejo, no nacieron en Torrelavega.      

           

      Tomás Bustamante Gómez 



[1] Cifre de Loubriel, Estela; La Formación del Pueblo Puertorriqueño: La Contribución de los Gallegos,   Asturianos y Santanderinos. Universidad de Puerto Rico, 1989. Impreso en la Editorial Corripio, República Dominicana.

[2] De la página 536 a la 585.

[3] Con la inestimable colaboración  de Juan Vázquez Cruz. Juan Vázquez Cruz nació en Caguas, Puerto Rico. Con 17 años emigra a Nueva York al barrio de Brooklyn. Trabajó durante 32 años en el banco JP Morgan Chase hasta su jubilación. Está casado, con nietos y bisnietos. Es miembro de la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía y colaborador voluntario  en el  Centro de la Historia de la Familia, "Family History Center",  en Brookly      

[4] Cifre de Loubriel, Estela; La Formación del Pueblo Puertorriqueño: La Contribución de los Gallegos,   Asturianos y Santanderinos. Universidad de Puerto Rico, 1989. Impreso en la Editorial Corripio, República Dominicana.

[5] Libro Bautizados Torrelavega (1830-1890), folio 21 vto.

[6] He contado, como siempre, con la colaboración inestimable de Amparo Fernández-Regatillo Ruiz.

[7] Libro Bautizados Tudelilla (1816-1836), folio 119 vto.

[8] 25 mayo 1852.

[9] A.H.N. Ultramar, Puerto Rico 2066/12.

[10] No estamos seguros de esta trascripción.

[11] 8 de enero de 1841.

[12] 23 enero 1844.

[13] A.H.N. Ultramar. Puerto Rico, 2066/13.

[14] Traídos recientemente de África.

[15] A.H.N. Ultramar, Puerto Rico, 2066/14.

[16] 6 de febrero de 1855.

[17] Estará en este puesto de 2 diciembre de 1856 a 6 de febrero de 1857.

[18] De 17 agosto de 1860 a 26 de octubre de 1860.

[19] De 16 enero de 1861 al 28 febrero de este mismo año.

[20] Desde el 7 de noviembre de 1860 a 1 de marzo de 1862.

[21] Desde 19 de abril de 1865 a 20 de junio de 1865.

[22] Desde 19 de marzo de 1868 al 28 de mayo de 1868.

[23] El 11 de junio de 1869.

[24] Desde enero de 1870 a marzo del mismo año.                       

[25] Fueron sus padrinos Don Agustín de Huidobro, vecino y del comercio de Santander, y Dña. Maria Jesús de Olabarria, de la misma vecindad.

[26] Fueron sus padrinos el Sr. D. Manuel de Cevallos, cura Beneficiado de esta Villa, precedida de licencia del Sr. Gobernador del Obispado, por la prohibición que hay en él para que los eclesiásticos lo sean, y Dña. Maria Jesús de Olavarría, vecina de Santander.

[27] Fue bautizada en la iglesia parroquial de San Carlos de la Aguadilla por Don  Nicolás de la Cruz, cura teniente de ella. Fue su madrina Doña María Monserrat Bercedoniz.  Libor Bautizados Aguadilla.

[28] A.H.N. Ultramar, 5098/22.

[29] Libro Casados Aguadilla,  folio 1070.

[30] María Monserrate se casó en San Juan donde ella residía  con el alemán Carlos Federico Schomburg quien  llegó a Puerto Rico en l835.  Se conocieron a través de la casa mercantil Schröder. 

[31] Haydée E. Reichard de Cancio; Historia y  Genealogía de la Familia Schomburg. De Bremen a Aguadilla. 2013.

[32] Nacido en Aguadilla, Puerto Rico,  el 25 de febrero de 1858. Se va a vivir  a León, España. Allí se casa con Teresa Florez Llamas, (1859-1916) con la que tiene seis hijos, Pablo, Teresa, Cruz, Fernando, Guillermo y Amelia. Su hija pequeña, Amelia, se casó con Pablo Azcarate Florez (1890-1971), sobrino de Gumersindo de Azcarate diputado a Cortes por León en 1918 y alto funcionario de la ONU. Manuel Diz fue en 1906 presidente de la Cruz Roja de León, Fue ingeniero jefe de Obres públicas, a él se le deben algunas obras como la carretera de la Bañeza a Hospital de Órbigo. Fue nombrado hijo adoptivo de la Bañeza y se dio su nombre a la calle de la Fuente. Fue autor con los ingenieros Pedro Diez Tirado y José Rodríguez Balbuana del proyecto del ensanche de la ciudad de León aprobado en 1897. En 1897-1899 fue miembro de la Junta provincial de Sanidad. En 1906 fue director de la Papelera Leonesa fundada en 1900 por el político liberal y empresario Leones Fernando Merino. Y por último, miembro de la comisión provincial de monumentos, colaborador del museo arqueológico de León al que entregó dos tablas del artesonado de la cocina de la Reina del Monasterio de Carracedo. “Gran sentimiento nos ha producido y con nosotros al pueblo de León, el traslado al Ministerio de Fomento, de nuestro querido amigo el ingeniero Jefe de Obras Públicas de esta provincia, D. Manuel Diz y Bercedoniz. El estado delicado de su distinguida esposa, a la que el clima de León le era desfavorable, ha sido la causa de que nuestro amigo venga trabajando hace tiempo su traslado. Gran sentimiento hemos tenido al saber que después de tantos años de convivir con nosotros, la fatalidad le aleja de este pueblo, pero vaya seguro de que sera diempre el amigo cariñoso, el amante de los pobres y necesitados, y al que recordaremos siempre con agrado, pues hemos tenido el honor de compartir con él en la mayor parte de las juntas y centros a que pertenecía”. Lo podemos leer en el Porvenir de León correspondiente al l 29 de enero de 1910.

[33] Nacida en Ponce, Puerto Rico,  el 5 de diciembre de 1862.

[34] Real Decreto de 5 de noviembre de 1859.

[35]  Real Decreto de 30 de enero de 1862.

[36] Libro 27 de entierros de Ponce, folio 84.

[37]  16 de agosto de 1862.

[38] A.H.N., Ult. Gob. P.R., Legs. 5081, 5098.

[39] Dado y sellado por con el de dicho Colegio de Torrelavega a 29 de julio de 1864.

[40] 16 julio 1864.

[41] 13 diciembre 1864.

[42] 22  marzo 1865.

[43] 23  junio  1865,

[44] Libro 25 de Bautizados de blancos, folio 98 vto.

[45] Sus padrinos D. Juan Prats y Doña Enriqueta Hinch. Testigos José de Rivera y Aquilino de Figuera.

[46] Libro 9 de matrimonios de blancos, folio 66.

[47] Ofició la ceremonia el rector y vicario de esta iglesia José Balbino David. Libro Casado Ponce. Imagen 1405, referencia MCR18650727M18650727.

[48] Libro 26 de entierros, folio 136.

[49] Siendo testigos D. Vicente Pano, D. Antonio Martin y Don Zoilo de Rivera. Libro 13 Casados Ponce, folio 122, número 243.

[50] 28 de marzo de 1870.

[51] 4 de febrero de 1871.

[52] El 29 de agosto de 1871.

[53] 11 enero 1874

[54] Nacida en Ponce 12 septiembre 1867. Bautizada el 20 de octubre con los nombres de María, Ignacia, Isabel, Margarita en la iglesia parroquial de Ponce. Libro Bautizados Ponce (1860-1869), folio 125 vto.

[55] Nacida en Ponce, Puerto Rico,  4 de  diciembre de 1869. Bautizada el 15 del mes siguiente en la iglesia parroquial de Nuestra Señora Guadalupe Ponce. Libro Bautizados Ponce (1860-1869), folio 263 vto.

[56] Nacida en Ponce, Puerto Rico, el 4 de diciembre de 1869.

[57] Lidio Cruz Monclova, Lidio; Historia de Puerto Rico, siglo XIX, tomo 11.

[58] Schmidt-Nowara, Christopher; “Empire and Antislavery: Spain, Cuba, and Puerto Rico, 1833-1874”, página 167.  

[59] Guía Oficial de España", 1876, Madrid, Imprenta Nacional, página 787.

[60] Osorio Bernard, Manuel; Catalogo  de periodistas Españoles del siglo XIX. Imprenta y Litografía de J. Palacios, Madrid, 1903-1904.

[61] Boletín Mercantil de Puerto Rico. Referencia 18860317.

[62] Boletín Mercantil de Puerto Rico.  Referencia 18890802, Imagen 3.

[63] Boletín Mercantil de Puerto Rico.  Referencia 18971229, Imagen 2.

[64] La Correspondencia de Puerto Rico. Referencia 18971229, pagína2.

[65] Diario Oficial de Avisos de Madrid correspondiente al 1 de marzo de 1899.

[66] Romualdo Cerra González-Castañeda (1845-1849) nació en Torrelavega el 7 de febrero de 1845. Al día siguiente fue bautizado  en la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación por el cura Ignacio de la Media Sainz. Falleció  cuando contaba cuatro años, el 8 de octubre de 1849 en Torrelavega a consecuencia de una inflamación intestinal.

[67] Censo de Puerto Rico de 1910.

[68] Libro Casados Viérnoles (1731-1882), folio 61 vto.                                                                     

[69] Nacido el 5 mayo 1853. Libro Bautizados Viérnoles (1737-1753), folio 94.

[70] Nacido 17 enero 1855. Libro Bautizados Viérnoles (1737-1764), folio 112.

[71] Nacido 15 octubre 1858. Libro Bautizados Viérnoles (1737-1764), folio 144.

[72] Nacido 19 abril 1860. Libro Bautizados Viérnoles (1737-1764), folio 168.

[73] Nacido 9 septiembre 1864. Libro Bautizados Viérnoles (1764-1866), folio 2 vto.

[74] Libro Bautizados Torrelavega (1835-1852), folio 127.

[75] En 1885.

[76] Falleció en Santurce, San Juan, Puerto Rico el 10 enero 1958.

[77] Nació en Fajardo 6 mayo 1868 y falleció  el 3 julio 1950 en  Santurce, San Juan, Puerto Rico.

[78] Jorge Domingo Gerónimo nació en Fajardo el 30 de septiembre de 1893. se casó en con María Esther Díaz Fernández (n.1900) en Humacao,  el 14 de julio de 1918. María Esther era hija de José Agustín Díaz Gómez y María Esther Fernández Franceschi, naturales de Luquillo y Salinas respectivamente. El matrimonio procreó por lo menos dos hijos: Jorge (n.1919) y José Enrique (1925-2002). Para el 1919 Jorge Domingo Gerónimo trabajaba de químico en la industria azucarera. En el Censo del 1935 declaró que era superintendente en la Central de Azúcar. En el Censo del 1940 declaró que era comisionista. Falleció en octubre de 1970 en Fajardo.

[79] María del Pilar nació el 9 de octubre 1895 en Fajardo. Se casó en el mismo lugar el 30 de abril de 1919 con Rafael Adolfo Veve Miguel (1893 -1955), hijo de Juan Pablo Rafael Veve Calzada (1866 -1933) y Consuelo Miguel Gabarro (1868 -1914), naturales de Ceiba, Puerto Rico y Barcelona respectivamente. El matrimonio procreó tres hijos: María del Pilar (1920-2010), Ana María (n.1922) y Rafael (n.1924). En el censo de  1940 Rafael Adolfo trabajaba de administrador de una planta de cal en Fajardo.

[80] Carlos Manuel Luciano nació en Fajardo el 8 de enero de 1897. Se casó en Nueva York el 28 de octubre de 1929 con Ana Celia López Candal (1909-1993), hija de Ernesto López Orengo (1888 -1936), farmacéutico, y Josefa Candal Feliciano (1889 -1968), naturales de Yauco y Ponce, respectivamente. El matrimonio procreó por lo menos una hija llamada Ana María (n.1939). Carlos Manuel Luciano era administrador de una planta de cal. Falleció en Fajardo 17 de junio de 1940 en San Juan.

[81] Nacido el 13 noviembre de 1903 en Fajardo.

[82] Nacido el 16 de febrero de 1906 en Fajardo y falleció 28 septiembre de 1912 en el mismo lugar.

[83] Censo de ese año.

[84] Lote: 13427, map 3A.,  Dirección: 67-29 Metropolitan Ave, Middle Village, NY.

[85] El aviso de la disolución se publicó en el periódico Boletín Mercantil de Puerto Rico de eses día.            

[86] Gazeta de Puerto Rico, 18770421.

[87] Gazeta de Puerto Rico, 18791007.

[88] Gazeta de Puerto Rico, 18910815.

[89] La pimienta de Malagueta, una variedad de Capsicum frutescens, utilizado en Brasil y el Caribe.

[90] Registro Civil de Fajardo. Defunciones 1891-1899, folio 261.

[91] Libro Bautizados Viérnoles (1764-1866), folio 99.

[92] Falleció en Fajardo el 24 de agosto de 1934.

[93] Libro 8 Casados Fajardo (1856-1869), folios 85 vto. y 86.

[94] Llamada también Arcadia. Nació el 2 febrero 1867.

[95] Llamada Vivi.

[96] El 12 de noviembre de 1897.

[97]  El 23 de junio de 1931.

[98] José Lorenzo era hijo de José María y Agustina, naturales de Fajardo y Luquillo, respectivamente.

[99] Era el albacea fue su hermano Ramón.

[100] La declarante de su defunción fue la hija, Ana Maria Casanova Maldonado

[101] El 3 de octubre de 1889.

[102] Nació en Fajardo el  29 de abril de 1893 y se casó en Clark, Indiana, USA, con Henrietta Rucker (1897-2001), el 17 de julio de 1914. El matrimonio tuvo por lo menos dos hijos: Antonio Bird Rucker (1915-1995) y Jose Modesto (1920-2011). Antonio Modesto fue veterano de la primera guerra mundial (WWI- 1st Lt.). Fue empleado de la Eastern Sugar Co. Su cuerpo está enterrado en el Cementerio Nacional en Bayamon (A-704)

[103]  El 7 de octubre de 1900.

[104] Se casó en Fajardo el 9 de noviembre de 1925 con Julia Rocafort Angleró. Era hija de Luis Rocafort y Gregoria Angleró, todos naturales de Fajardo. El matrimonio procreó por lo menos dos hijos: Carmen Julia y Joaquina.  Ángel Antonio trabajó de tenedor de libros en la oficina de la Central de Azucar en Fajardo.

[105] Hija de Domingo Cerra Becerril y Soledad Quiñonez Méndez, todos de Fajardo. Joaquín era contable

[106] El 18 de diciembre de 1943 en Fajardo.

[107]  El 22 de diciembre de 1937 en Fajardo.

[108] En Manhattan el 4 de Julio de 1942.

[109]  Era natural de San José, Costa Rica. Hijo de Joaquín Fernández de Capellán y Claudia Castro Mata.

[110] En Manhattan, NY, el 1 de marzo de 1926.

[111] Era natural de Bucoramaza, Colombia.

[112] En el Distrito Federal, México, el 22 de diciembre de 1950.

[113] Nació en 1923 en Valencia, España. Álvaro era hijo de Arturo Bernat del Sol, natural de Buenos Aires, Argentina y Maria Luisa Benlloch Martin.

[114] En Manhattan, el 23 de enero de 1933.

[115] Nació en (1899 en Cayey, Puerto Rico. Félix Luis era hijo de Juan Benet Rivera  y Gloria Colón Colón.

[116] Libro Bautizados Torrelavega (1835-1852), folio 104 vto.

[117] Boletín Mercantil de Puerto Rico correspondiente al  3 de julio de 1872.

[118] Boletín Mercantil de Puerto Rico correspondiente al el 28 de junio de 1874.

[119] Boletín Mercantil de Puerto Rico correspondiente a octubre de 1876 avisando al público en general que en su sastrería tenía a la venta una variedad de vinos.

[120] Nació el 27 de abril de 1876 en San Juan. Falleció en la misma ciudad, el 20 de agosto de 1876.

[121] Nació en San Juan el 18 de agosto de  1878.

[122] Nacida en San Juan el día 25 de marzo de 1877.

[123] Luis Remigio Estanislao  nació el 13 de noviembre de 1903 en San Juan. Se casó con Salvadora Hernández Burgos (1912-1933) en Yabucoa, Puerto Rico, el 24 de diciembre de 1927, hija de José Hernández y de Francisca Burgos, naturales de San Lorenzo y Yabucoa, respectivamente. Era comerciante. Se casó en segundas nupcias con Altagracia Maldonado Matta, natural de Rio Grande, hija de Felipe Maldonado Carmona y Dolores Matta Carrillo. El matrimonio tuvo, por lo menos, una hija llamada María Dolores Cerra Maldonado (1935-2007).  En 1910 vivía en Santurce, Puerto Rico, en la calle Ernesto Cerra, 29,  y trabajaba de escribiente para el gobierno insular. Diez años después residía con su familia en el pueblo de Rio Grande donde regentaba una finca. En 1930 vivía  con su familia en el barrio, Mameyes, en Rio Grande y era dueño de una pulpería. Cinco años más tarde,  residía  en el pueblo de Humacao y era dueño de un negocio de efectos de automóviles y Gasolina. Y por último en 1940 vivía en el barrio Mabu de Humacao y era dueño de una línea autobuses. Falleció en noviembre 1977.

[124] Gerardo Bernardino se casó con Rosa Lydia Ortiz Sandoz, en Humacao, el 29 de

octubre de 1943.

[125] Cecilia Maria Blanca Elodia nació en San Juan el 1 de febrero de 1910.  Se casó con Rafael Carrillo Maldonado, en Humacao, el 24 de octubre de 1926. El matrimonio tuvo por lo menos dos hijos: Alma y

Blanca Inés. Falleció en junio de 1987.

[126] Josefina María Luz se casó con Francisco Lopategui Vélez(1913-1984), en Rio

Grande, el 7 de octubre de 1939. Francisco era natural de Jayuya, hijo de Donato

Lopategui Colom, natural de Alcudia, Mallorca; y Adela Vélez Vélez natural de Lares

[127] José Ángel se casó en Luquillo, con Sara Albo Hernández, el 30 de jul de 1948.

[128] Archivo Histórico Nacional, ULTRAMAR, 79, Expediente 18.

[129] Libro Bautizados Torrelavega (1835-1852), folio 181 vto.

[130] Censo de Puerto Rico de 1910.

[131] Por ser su proposición la más ventajosa de las presentadas.

[132] Aparece publicado en La Gaceta de Puerto Rico del día 10 de agosto de 1886.

[133] Gaceta de Puerto Rico, 1886, número 37.

[134] Boletín Mercantil de Puerto Rico de 1879.

[135] Gaceta de Puerto Rico, 1885, número 19.

[136] Libro 11 Casados San Juan, folio 84.

[137] Manuel Norberto Cerra Andino nació el 6 de junio de 1883 en San Juan de Puerto Rico.

[138] Estudió medicina en Madrid, donde parece fijó su residencia.

[139] Nacido el 23 de junio de 1867 en Caguas, Puerto Rico.

[140] Nacida en La Habana, Cuba.

[141] Elisa Giménez Cerra nació en Madrid el 3 de marzo de 1903. Se casó el 10 de abril de 1934 en Madrid con Francisco Pérez Fernández (n.1899) natural de Asturias. El matrimonio tuvo, que sepamos,  tres hijos: Ana Teresa (n.1935), Francisco (n.1937) y Juan Manuel (n.1941). Para el 1940 vivían en la barriada Miramar de Santurce. Francisco era dueño de una tienda de calzado y su hijo Juan Manuel fue Juez. Falleció el 19 de marzo de 1994.

[142] Pensionada con una pensión de 1.500 pesetas transmisible a sus herederos por R.O. de 16 de diciembre de 1912, D. O. nº 286 de 18 de diciembre de 1912.

[143] Diario oficial del Ministerio de la Guerra del  18 diciembre 1912.

[144] Pensionada con una pensión de 1.500 pesetas transmisible a sus herederos por R.O. de 16 de diciembre de 1912, D. O. nº 286 de 18 de diciembre de 1912.

[145] Diario oficial del Ministerio de la Guerra del  18 diciembre 1912.

[146] Boletín Mercantil de Puerto Rico correspondiente 13 de enero de 1913.

[147] El 4 de abril de 1900.

[148] Libro Defunciones san Juan 1920, nº 457, folio 326.

[149] Fueron sus padrinos Jose Álvarez, vecino de esta Villa, y Bárbara Gonzalez Tánago, residente en ella. Libro Bautizados Torrelavega (1835-1852), folio 220. 

[150] Como así consta en el Censo de Puerto Rico de 1910.

[151] 1.60 cm.

[152] Lista de pasajeros número 18.

[153] Gobierno de Puerto Rico. Departamento de Sanidad. Negociado de Epidemiología y Estadística demográfica, nº 36274.

No hay comentarios:

Publicar un comentario