domingo, 25 de marzo de 2012

Los colegios de los Sagrados Corazones en Torrelavega. El colegio de las Monjas y el colegio de los Frailes

Colegio de los Sagrados Corazones de Torrelavega

     
            En el segundo tercio del siglo XIX son expulsadas las ordenes religiosas de Francia. Este hecho y las gestiones realizadas por el párroco, Ceferíno Calderón  hacen posible la instalación, en 1881, de la congregación Sacrès Coeurs en Torrelavega. Años antes, cuando en 1879 la ley llamada Julio Ferry amenazaba a los colegios religiosos en Francia, la reverenda madre Ángela Chauvin, por entonces Superiora General de la Congregación, elige a España donde poder instalarse. Deciden instalarse en Torrelavega, siendo esta la primera comunidad de madres religiosas que se instalan en España. 


Alumnas colegio Sacrés Coeurs de Torrelavega en 1903


            Venía al frente de un grupo pequeño de madres, la reverenda  María Josefina Lamarca. Una vez creado el colegio en Torrelavega, la Congregación, fundada por la Madre Enriqueta Aymer, se desarrolla  muy rápidamente enseñando Magisterio, Bachillerato y Comercio a las alumnas que allí acudían. Además del colegio para señoritas existía una escuela gratuita, para familias sin recursos.

Enriqueta Aymer de la Chevalerie

               ¿Pero quién había fundado esta Congregación religiosa? Luisa, Victoria, Catalina, Mónica, Enriqueta Aymer de la Chevalerie nació el 11 de agosto de 1767 en el castillo de Chevalerie en la diócesis de Poitiers, Francia. Tres días después fue bautizada en la pila bautismal siendo sus padrinos el conde de May y la duquesa de Chaátillón. Poco se sabe de sus padres: “Su padre el marqués de Chevalerie murió joven",  y a su su madre la gustaba más lo mundano que de la parte seria de la vida”


La Gran Madre

            Antes de hacer la primera comunión su madre la lleva interna a la abadía de Santa Cruz de Poitiers. Poco tiempo estuvo allí, dedicándose más adelante al estudio de la música. El 20 de agosto de 1789 con 22 años ingresa en la Orden de Malta con derecho sobre el título de condesa. Más adelante fue la Superiora General de la Congregación que ella fundó.

    José María Coudrin 

          Su vida pasó por diversos avatares. El 27 de julo de 1794 acabó en el cadalso de Robespierre. Años después el 20 de octubre de 1800 la Madre Enriqueta Aymer hizo voto de pobreza, castidad y obediencia y seguidamente las hermanas Gabriela de la Barre, Teresa de la Garélie, Magdalena Chevalier y Gertrudis Godet acompañaron en estos propósitos a la fundadora. Ese mismo día el Padre Coudrin empezó el noviciado con sus discípulos. Años después en 1797 la Madre Enriqueta Aymer fundó bajo la dirección del padre José María Coudrin la Congregación de las religiosas de los Sagrados Corazones.



Tumba de los Fundadores de la Congregación



     Después de una larga enfermedad, el domingo 23 de noviembre de 1834 moría la Madre Fundadora. Por su bondad fue llamada la Buena Madre y tras su muerte había fundado 18 casas de su Congregación.


Casa de la Pizarra y al lado el colegio de los SS.CC.

            Más adelante, en el primer tercio del siglo XX, se construyó el "colegio de los padres". Contribuyó para ello con una importante donación la viuda del médico y alcalde de Torrelavega Gregorio Martín Blanco (1849-1905).  Dolores Velo Cabrero (1856-1921) con su aportación, 180.000 pesetas, hizo posible la instalación en Torrelavega del colegio para la educación de los niños, que hasta ahora, los que podían estudiaban en el colegio de Villacarriedo. Con esta donación se compró la casa de la Pizarra, magnifico chalet que pertenecía al abogado Manuel Crespo Quintana. Fue el embrión para la fundación del Colegio de Nuestra Señora de la Paz. En esta mansión, llamada así por su tejado, estuvo instalada la compañía Solvay en sus comienzos.

   
            La historia ocurrió de la siguiente manera. El párroco Ceferíno Calderón Díaz acompañado del coadjutor Teodoro Andrés Marcos visitó varios lugares para encontrar uno donde instalar el colegio de los SS.CC. Inspeccionaron varios lugares: La casa de Veguía que era propiedad del Asilo, la Azucarera, la fábrica de Harinas que al igual que la anterior  estaba parada y situada en el puente de Torres y otras edificaciones. Al final se decantaron por la casa de la pizarra que ya estaba construida.

            Un día Dolores Velo Cabrero, viuda del médico y alcalde Gregorio Martín Blanco[1], comentó al párroco Arcipreste de Torrelavega:” Recuerdo haber oído a mi difunto esposo que le hubiera gustado la existencia de un Colegio de Religiosos en Torrelavega, agradecido al amparo de éstos, entre ellos un pariente Agustino, le habían prestado cuando siendo joven anduvo labrándose su fortuna por Filipinas. Por ello he decidido que la fortuna de mi marido pase a sus parientes que son muy pobres, primos carnales y sobrinos segundos. Y dejo la mía para la fundación de un colegio de Religiosos en nuestra ciudad”[2]. Y así ocurrió.

             Una vez fallecida la mecenas, sus albaceas compraron la Casa de la Pizarra, “el mejor chalet de la ciudad” para que fuera el núcleo central del colegio. Fueron designados los Padres de los Sagrados Corazones que aceptaron la donación “entre 23.000 a 30.000 duros que solo dio para  la compra del chalet y poco más”.

            Los religiosos se instalaron en 1922 “en el Chalet de la Pizarra que estaba en el centro de la finca mientras que al sur y al norte de esta se construían lo pabellones para las clases y dependencias oportunas”. Por eso este año de 2022 se celebra el Centenario de la instalación en Torrelavega de la Congregación de los padres de los SS:CC."

               La primera Comunidad religiosa de padres de los SS.CC. en España que estaba radicada en el colegio de Miranda de Ebro, deciden crear en Torrelavega una nueva comunidad religiosa. En 1909 el ayuntamiento de Torrelavega y el de Reinosa solicitan el establecimiento de los padres de los SS.CC. en nuestra ciudad y también en Reinosa. No fue posible.

          Siete años después, en 1916 se inicia un nuevo intento que culmina en 1921. Hasta entonces mucho trabajo realizado por esta comunidad de padres de Miranda y en especial por el padre alemán Wilfrido Müller que será el primer superior de la comunidad, por el Obispo de Santander, por las autoridades de Torrelavega y por las monjas de los SS.CC. que como ya hemos visto estaban instaladas en esta ciudad desde el siglo anterior, el XIX. 
    
        1921 será un año crucial para la llegada de los hermanos escolásticos que eran así como se llamaban a los  hermanos que estudiaban para ser sacerdotes. Porque en un principio este colegio que se iba a crear era un colegio de estudio y formación para los alumnos que querían hacerse sacerdotes. En el mes de agosto de 1921 los SS.CC. adquieren la propiedad de la finca donde iban a instalarse y compran la finca. Unos meses después el día 28 de octubre de este mismo año reciben las llaves del inmueble.


 Padre Wilfrido Müller


        En los meses próximos hasta las Navidades con la ayuda de las monjas de la comunidad de Torrelavega preparan el edificio para recibir en enero de 1922 la llegada de varios hermanos escolásticos y estudiantes de Miranda de Ebro. Vienen en tren desde Miranda hasta Torrelavega. Se harán cargo de la comunidad religiosa el ya citado padre alemán Wilfrido Müller y el padre  Fermín Barrenechea.

         El día 9 de enero dos hermanos traen en un camión los primeros enseres y útiles para acondicionar la nueva casa, también viajaron en el mismo trasporte varias gallinas y dos perros lobos. El viaje no fue fácil, cayó una gran nevada y desde Soncillo hasta el puerto del Escudo las dificultades aumentaron hasta tener que dejar ahí el camión averiado. Una vez pasada la nevada repararan el camión y llevaron todo al nuevo colegio. 

         La comunidad llega pronto a estar formada por 20 frailes comenzando el curso escolar en el recién creado "Centro de Estudios para seminaristas" que será el germen del colegio en que estudiamos muchos de nosotros y nuestros hijos.

       


ALUMNOS Y LUGARES PARA EL RECUERDO



Colegio Sagrados Corazones en 1928





Procesión del Corpus a la altura del Bar Chema. La niña que porta el estandarte del Niño Jesús de Praga es Mari Pepa Ruiz de Villa. En la otra fila aparecen Churi Canales, Elsita Díaz, Pilar Villafranca y Candy Pondal. Foto cedida por Eloisa Velarde Canales.





Carmen Mary Diaz-Bustamante y Churi Canales. Foto cedida por Eloisa Velarde Canales.





Equipo de futbol del colegio de los Sagrados Corazones en 1920. Luis Arguello, Luis Salmones, Fernando Sañudo, Cándido Román, Eduardo Peña, Manuel Illanes, José Loma, José Luis Gutiérrez, Juan Sañudo, Patric, Miguel Pacheco, Mateo Peña, Herrero, Miguelez y Mendaro. Foto cedida por Modesto Terán.





Laboratorio de Ciencias Naturales. Foto cedida por Modesto Terán





Equipo de veteranos 1940. Foto cedida por Modesto Terán




Colegio Sagrados Corazones y la calle Julián Ceballos. Foto cedida por Modesto Terán




Colegio de la Paz 1924. Foto cedida por Modesto Terán





Salón de actos del colegio de la Paz. Foto cedida por Modesto Terán




Alumnos del colegio de la Paz en 1925. Foto cedida por Modesto Terán



Alumnos del colegio de la Paz en 1922. Foto cedida por Modesto Terán




Capilla del colegio de la Paz. Foto cedida por Modesto Terán



Colegio de la Paz, alumnos curso 1929/1930
Colección Modesto Terán




Colegio de la Paz. Esquina entre las calles Julián Ceballos y Crespo Quintana
Colección Modesto Terán



Biblioteca del colegio




Entrada principal al colegio



Sacristía de la iglesia





Patio y campo de recreo





Inauguración colegio de Sierrapando con Jesús Collado Soto alcalde de Torrelavega














[1] Ver  http://www.torrelavegantigua.com/2014/08/gregorio-martin-blanco-nacio-en-la.html
[2] Andrés Marcos, Teodoro; Un cura modelo, Dr. Don Ceferíno Calderón Díaz. Santander 1948, pág. 120/123
         






1 comentario: