viernes, 11 de diciembre de 2015

Juan de Obregón y Aguilar (1852-1907), rico hacendado cubano

       
María Martínez de la Maza, 1880. Daguerrotipo.


       A veces ocurre que desconoces cuáles son las razones de las cosas. ¿Por qué  un rico hacendado nacido en Cuba decide venir a vivir a una pequeña villa del norte de España, Torrelavega, en pleno siglo XIX? ¿Cuáles eran sus vinculaciones con estos lugareños y por qué destina “sobre 10.000 pesetas” para construir su panteón en el camposanto de Geloria donde quiere ser enterrado? Nos estamos refiriendo a Juan de Obregón y Aguilar y todo esto es precisamente lo que pretendemos averiguar.
         El linaje de este apellido tuvo su origen en el lugar de Llerana en los Valles Pasiegos de Cantabria. Cuentan que este nombre proviene  de un militar romano que se asentó  con su ejército por estos lares. Llamado el oficial  Laurius denominó al sitio como  Lauriana que evolucionó hasta Llerana. O por lo menos eso dicen.

         En este lugar de Llerana nace en el siglo XVII Francisco Antonio de Obregón  que  casa con María Arce. El matrimonio tuvo como hijo a Francisco de Obregón Arce que nace en Llerana y es bautizado[1] en la iglesia de San Lorenzo, el 11 de agosto de 1667. Contrae matrimonio[2]  con  Magdalena Carriedo de la Concha. La ceremonia religiosa se celebra en la iglesia de Llerana el día 22 de febrero de 1700. Obtuvo la hidalguía en un pleito que presentó para obtener la carta ejecutoria de hidalgo[3]. Este minero de profesión tuvo como hijos  a  Pedro Manuel y Francisco que es el que sigue. 
         Francisco de Obregón Carriedo fue bautizado[4] en la iglesia de Llerana  el día 1 de mayo de 1700. Fue celebrado el sacramento por el cura  D. Juan Bustamante de la Concha, y fueron sus padrinos  D. Alonso Obregón Castañeda y Dña. Jacinta del Solar de la Concha. A los 22 años se casa[5] con Teresa Fernández Liencres en la misma iglesia parroquial  el día 30 de enero de 1722. Tuvieron como hijo a Lucas.

            Lucas de Obregón Fernández Liencres nació en Llerana y fue bautizado[6]  el día 10 de abril de 1724. Recibió las aguas en la pila bautismal de la iglesia del lugar que le vio nacer de manos de  D. Juan Bustamante de la Concha siendo sus padrinos D. Lucas de la Concha y Dña. Manuela Castañeda. Casa[7] a los 23 años con Manuela de Venero Montero en la parroquia de Llerana, el día 7 de enero de 1747. Es el primer Obregón que decide instalarse en la villa de Cartes, mucho más importante, en aquella época, que Torrelavega. Tuvieron como hijos a Francisco y José Antonio que es el que sigue.
        
         José Antonio de Obregón Venero (1750-1822)  nació en el mismo lugar que sus antepasados y fue bautizado[8] en la iglesia parroquial de Llerana  el día 20 de marzo de 1750. En la ceremonia religiosa que fue oficiada por  D. Josef Ramón de la Concha ejercieron como testigos D. Manuel Barreda, D. Miguel Montero y Dña. Manuela Carriedo de la Concha. Contrae matrimonio, en primeras nupcias, con Josefa Ruiz de Quijano y Bustamante[9] (1772-1815) el 12 de agosto de 1772. Tuvieron como hijos a: Teresa[10] (n.1777); Josefa Dolores[11] (n.1778); Francisco José[12] (n.1781); Joaquín[13](n.1783); Manuela Josefa[14] (n.1784); Gregorio Antonio[15] (n.1786); Juan[16] (n.1788); Pedro Vicente[17] (n.1789); Catalina Eustaquia[18] (n.1791); Florentino Antonio[19] (n.1793); Lorenza[20] (n.1795); Pedro José[21] y Antonio Vicente Toribio[22] (n.1790) que es el que sigue la línea paterna. Todos ellos nacidos ya en Cartes.

Casa con escudo de los Obregón en Cartes 

  
        

         Gregorio Antonio fue el primer Obregón que emigra a Indias, concretamente a Colombia.  Se establece en Santa Marta a comienzos del siglo XIX, y es allí donde se casa con Dña. Petronila Ujueta y Bisais, natural de Cartagena de Indias. Fundó un negocio en donde se vendía todo tipo de mercancías importadas. Además fue Secretario de la Compañía Colombiana de Seguros. La casa de Obregón en Santa Marta es hoy en día el edificio de la Beneficencia de aquella ciudad. Le acompañó su hermano José[23]. Otros hermanos también buscaron su futuro en Indias. Es posible que su otro hermano  Joaquín Antonio sea el pionero de los Obregón en Cuba. Después como veremos llegarán más.

         En 1800 compran la que será la “Casona de Obregón” en Cartes donde se van a vivir. Josefa Ruiz de Quijano y Bustamante[24], su primera mujer,  fallece[25] el 21 de noviembre de 1815 en su domicilio de Cartes. Una vez viudo, José Antonio se casa[26] en segundas nupcias, a los pocos meses de fallecer su mujer, con Vicenta Alvarado, viuda de Pedro Velarde e hija de Vicente Alvarado y Mariana del Hoyo, el 25 de marzo de 1816 en la iglesia parroquial de Viérnoles. Con su segunda mujer tuvo por hijos a Nicolás y Álvaro. Nicolás, subteniente del Regimiento de Infantería, fue Capellán de Viérnoles en 1833.
         José Antonio Obregón y Venero falleció[27] a los ochenta y cuatro años, el 10 de mayo de 1822,  en Cartes y su segunda mujer Vicenta Alvarado[28], el 25 de diciembre de 1837 en el mismo lugar que su marido.

         Siguiendo la línea sucesoria paterna llegamos a Antonio Vicente Toribio de Obregón Ruiz de Quijano que es el abuelo de nuestro biografiado. Natural de Cartes fue bautizado[29] en la iglesia parroquial de esta villa el 29 de abril de 1790. Ofició  la ceremonia religiosa D. Santiago Manuel de Bustamante Quevedo siendo sus padrinos D. Vicente González de Bustamante y Dña. María del Rosario Abandea.

         Se casó[30] con Vicenta Alonso Revilla en Cartes el día 22 de septiembre de 1817. Ella era hija de Manuel Alonso y Tomasa de Rebilla, vecinos de Cartes. La ceremonia la celebró  el cura D. Felipe de Quijano y Oviedo siendo sus padrinos Juan Alonso Rebilla y Justa Campillo y Obregón. Tuvieron por hijos a: Nemesio[31] (n.1820); Segunda[32] (n.1823); Bernardo[33] (n.1825); Santiago[34] (n.1827); Antonia[35] (n.1828); Vicente[36] (n1831) y Marcelo[37] (n.1819) que es el que sigue la línea sucesoria.

             Su hijo Bernardo era Doctor en medicina. Ocupó los cargos de médico de visita de Naves en la Junta de Sanidad de Barcelona en 1858. Al año siguiente fue Oficial de la Junta de Beneficencia de la provincia de Madrid. Nombrado por el rey Oficial del Archivo de Consejo de Estado en 1860. Y por último fue nombrado por el gobierno de la primera Republica Archivero del Consejo de Estado desde el cual llegó a ser Secretario Perpetuo. Condecorado con la Placa de Primera Clase de la Orden Civil de Beneficencia,  fue Comendador de la Orden de Carlos III y de Isabel la Católica. Como vemos persona muy relevante. Su hermana Segunda Obregón Alonso fue la mujer de Julián Ceballos y Campuzano[38], militar y alcalde de Torrelavega, persona también muy influyente.

         Marcelo de Obregón y Alonso (1819-1904), padre de nuestro rico hacendado,  nació en la casa de sus padres  en Cartes, el día 17 de enero de 1819. Fue bautizado[39] en la iglesia parroquial de la villa. La ceremonia religiosa  fue oficiada por D. Felipe de Quijano y Oviedo siendo sus padrinos D. José Obregón y Dña. Vicenta Revilla. Se casa con Rafaela Aguilar, posiblemente en Cuba, sobre 1850. Ella era una cubana natural de Cienfuegos. Tiene el matrimonio dos hijos Bernardo y Juan de Obregón y Aguilar, nuestro biografiado.  Comentaban que su poderío económico era tan grande que en el taller de Meana le lavaban el coche con champán. O por lo menos eso era lo que se decía.

Puerto de Nueva Orleans




         Era muy frecuente en aquellas épocas viajar a Indias para “probar fortuna”. El primer Obregón, que sepamos, que viaja a Cuba, ya lo hemos comentado, es Joaquín Antonio de Obregón Ruiz de Quijano. Más adelante partirá para la isla caribeña su sobrino  Marcelo Obregón Alonso, padre de nuestro biografiado.
         Se embarca[40] con 25 años en el puerto de Santander con destino a  Nueva Orleans en el estado de Luisiana, EE.UU. Viaja a bordo de la fragata española Perla[41] gobernada por el capitán Sierra, el 22 de febrero de 1847. De este  concurrido puerto en la desembocadura del río Misisipi partían muchos viajes para la cercana isla de Cuba. Él embarco en uno de ellos.
         Los negocios en la isla caribeña iban viento en popa. Esto hizo que su hermano Vicente Obregón Alonso, que vivía por entonces en la villa de Torrelavega,  se embarque[42] rumbo a La Habana con 21 años, el 23 de septiembre de 1852. Lo hace en el puerto de Santander a bordo de la misma fragata Perla, pero esta vez, al mando del capitán Antonio Pola[43]
         Años después y fallecida su mujer en Cuba vuelve a Madrid donde fallece  a la edad de 85 años, el día 29 de octubre de 1904. Tres años después lo hará su hijo Juan de Obregón y Aguilar, esta vez en Torrelavega.
         Juan de Obregón y Aguilar (1852-1907) nace en Cuba, La Habana, en donde vivían sus padres. Pronto toma contacto con los negocios de su familia y más concretamente los de su padre Marcelo, en Cienfuegos y La Habana. Conoce a una bella y jovencísima cubana de nombre María Martínez de la Maza que era natural de Cienfuegos igual que su suegra Rafaela Aguilar.
         Cuando María Martinez de la Maza cuenta con 14 años se casa con Juan de Obregón Aguilar con la que tiene dos hijos. El primero Juan nacerá en Cuba y el segundo Luis en Madrid.  Difícil tuvo que ser el parto  de su segundo hijo Luis porque su madre fallece de fiebres puerperales a los pocos meses del parto cuando todavía era muy joven. Este luctuoso hecho aconseja a su marido trasladarse al norte concretamente a Torrelavega por los importantes lazos familiares que conservaba con sus parientes, los Alonso, los Revilla y los Ceballos. 
         En la villa de Torrelavega se instala en el número 4 de la calle San José, punto neurálgico de la Villa y muy cerca de donde vivía su tía Segunda Obregón Alonso mujer del alcalde Julián Ceballos y Campuzano. Al morir su mujer como ya hemos explicado por complicaciones del parto, y haber fallecido  sus abuelos, a sus dos hijos nos les quedó más remedio que vivir con su padre y sus criados, quedando así su formación algo descuidada. Se criaron  con mucho dinero y con muy poco control.
         Nos cuenta nuestro admirado Pepe Izaguirre[44] que el  plano de la Villa que realizaron los maestros de obras municipales Pablo Piqué Camí  y José Varela tuvo algunos detractores, entre ellos Juan de Obregón y Aguilar. En 1884 exclamaba que para ordenar esta zona “pretenden derribarme la pared de una huerta de mi propiedad”. Aparecía en el nuevo plano una nueva calle entre la de San José y la de Confianza  teniendo que derribar para su apertura “la panera, cuadra, cochera y patio y la casa de su tía Segunda Obregón”.

Firma autógrafa de Juan de Obregón y Aguilar

         El compromiso de Juan de Obregón y Aguilar con la ciudad conviene destacarle. En 1905 junto a otros dos vecinos: Alejo Etchart  Mendicouague[45] y Demetrio Herrero Proigas, construyen en la calle de Argumosa el  Teatro Torrelavega que más adelante pasará a llamarse Teatro Principal. Este hecho no pasó desapercibido para el  semanario El Impulsor[46]  que lo elogia: “Nunca agradecerá bastante el pueblo de Torrelavega su patriótico entusiasmo en favor de sus convecinos y del buen nombre de esta ciudad". 
         Hasta ese momento las representaciones teatrales  se hacían en el único local que existía, el Teatro Hoyos. Para los propietarios del nuevo teatro el de Hoyos no reunía suficientes garantías y por ello lo denunciaron. En un principio se acepta la imputación y se ordena suspender  las actuaciones en el Teatro Hoyos pero posteriormente levanta la suspensión el Gobernador Civil.  

         Dos meses antes de su fallecimiento Juan de Obregón y Aguilar acude, el día 7 de marzo de 1907,  al despacho del notario Vicente Blanco Ruiz[47].  Le acompañaron sus amigos Guillelmo Gómez Ceballos[48], Alfredo Alcalde Herrero y Francisco López Sánchez boticario y director de El impulsor, en calidad de testigos.
         Contaba por entonces  Juan de Obregón con 55 años y ya estaba viudo. Su mujer María Martínez de la Maza natural como su madre de Cienfuegos Cuba,  había fallecido en Madrid “hace más de 20 años”. Muere de fiebres puerperales después del nacimiento de su hijo pequeño Luis. Era 1883 al poco tiempo de llegar a España.
         Para entonces sus padres  Marcelo de Obregón y Rafaela Aguilar  ya habían fallecido. Ella en La Habana  y él en Madrid. Por lo tanto Juan de Obregón y Aguilar solo se encuentra  acompañado de sus dos hijos todavía solteros. Son ellos los que reciben la mayoría de sus bienes.
         A su hijo mayor, Juan le deja “a cuenta de  la legitima 50.000 pesetas y el número 4 de la calle San José en donde vive su padre con el jardín caballeriza, huerta y demás accesorios”.  Y a Luis, su hijo pequeño, “las 50.000 pesetas igual que su hermano más las dos casas que tiene en la Plaza de Baldomero Iglesias”. Además “del remanente de derecho y acciones a partes iguales entre sus hermanos”.
         A los dos les hace una paternal encomienda: “les recomienda que mientras estén solteros vivan juntos como buenos hermanos y cuando alguno se case se repartan las ropas, mobiliario, carruajes, ganado y aves y que las alhajas se dividan y se entreguen en una cajita”.
         A su sirvienta Clara Cibrián Barrio “que está en esta casa hace 21 años  la pensión vitalicia de 5 pesetas diarias, pagadera por trimestres vencidos”. Y por último, “ordena que se construya un modesto panteón en el cementerio de la parroquia  -se refiere al cementerio Geloría-  para reposo de él y sus hijos y familia que tuvieran como de un coste aproximado de 10.000 pesetas”.
         Estando de acuerdo con todo leído por el notario solo restaba nombrar los  albaceas para “liquidar, tasar y adjudicar” sus bienes. Serán sus buenos amigos, Don Federico Guruceta, vecino de Madrid; Don Juan Carrera y López de Santander y Don Demetrio Herrero Proigas de Torrelavega con vinculación con Cuba lo mismo que él.
         El día 29 de mayo de 1907, a los 55 años de edad, fallece[49] en la ciudad de Torrelavega Juan de Obregón y Aguilar. Al día siguiente se celebra su funeral en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Sus restos reposan en el panteón que él mismo mandó construir en el cementerio de Geloria en la Llama de Torrelavega.

Panteón de Juan de Obregón y Aguilar en el Cementerio de Geloria



           

Hijos de Juan de Obregón y Aguilar

Juan Obregón Martínez de la Maza


            Su hijo mayor Juan de Obregón Martínez de la Maza (1880-1918) nació en La Habana, Cuba en 1880. Al año siguiente viaja[50] a España en el Vapor “Ciudad de Cádiz”[51]con destino a Santander.  Embarca en el puerto de La Habana en compañía de sus padres Juan de Obregón Aguilar y  María Martínez de la Maza con tan solo un año de edad, el día 27 de mayo de 1881. Su hermano pequeño Luis todavía no había nacido, lo hará dos años más tarde en Madrid.
         Pasan los años y conocerá a la que será su mujer, Ángeles de Pedro y Barreda[52] (1891-1979). Aristócrata por partida doble; hija de Joaquín de Pedro y Urbano[53] (1861-1941) sexto Marqués de Benemejís de Sistallo, Grande de España, IX Marqués de Albaida, Barón de Otos y Barón de Misena; y María de Robledo y Fuentes[54] (1872-1929), III Marquesa de Robledo de Chavela y V Marquesa de Casamena y Las Matas y Marquesa de Torralba.

Vapor Cádiz

         Ninguno de los dos hijos de Juan de Obregón y Aguilar trabajaron nunca. Cuando se preguntaba a alguno de su familia a qué se había dedicado Juan Obregón Martínez de la Maza contestaba: “Pues… simplemente era Señor”.  Pertenecía al círculo de amigos del que será su suegro, Joaquín de Pedro. Conoció a la que más adelante será su mujer siendo ésta aún una niña.
         Cuando Juan cuenta con 27 años y Ángeles 16  se casan  en la Colegiata de Santillana del Mar, el día 10 de junio de 1908. Un hecho curioso condicionó esta fecha. Tuvieron que adelantar su boda porque los padres de Ángeles de Pedro cedieron su palacio, el Palacio de Benamejís, para que naciera en él el Infante don Carlos, hijo del Infante don Carlos y de la Infanta Luisa, princesa de Orleans y por ello quisieron que la boda de su hija se celebrara antes de que llegaran los Infantes a palacio. Y así fue.

Alrededores del palacio de Benemejis. Foto Zenón Quintana

         Dos meses después de la boda, el 5 de agosto de 1908, nace en el palacio de los Marqueses de Benemejis de Sistallo, el Infante S.A.R. Don Carlos de Borbón y Orleáns (1908-1936). Era hijo de  S.A.R. Don Carlos de Borbón y Borbón (1870-1949), Duque de Calabria y S.A.R. Doña Luisa Francisca de Orleáns y Orleáns, Duquesa de Calabria. El bautizado en Santillana del Mar era hermano de la madre del Rey de España Don Juan Carlos I. A los siete días se celebra el bautismo.
         En el número 767 de la Revista Nuevo Mundo,  correspondiente al  jueves 17 de septiembre de 1908, podemos leer este acontecimiento:
         “El día 12 se verifico en el palacio de Benemejis situado en la villa de Santillana, el bautizo del infante recién nacido, hijo de Don Carlos de Borbón  y de Doña Luisa de Orlenas. La ceremonia revistió gran pompa, y á ella asistieron el presidente del Consejo, Sr. Maura, las autoridades locales y muchos grandes de España y numerosas damas de la Reina. El bautizo tuvo lugar en la biblioteca del palacio que se convirtió en capilla para dicho efecto. Al nuevo infante le pusieron los nombres de Carlos, María, Fernando, Felipe y Justiniano. Ofició el obispo de Sión ayudado por su secretario particular y por el preceptor de los infantes Don Alfonso y Doña María Luisa. Con motivo de tal acontecimiento la villa de Santillana ofreció durante todo el día un aspecto animadísimo, engalanándose sus casas”.

Salón del palacio de Benemejis convertido en capilla donde fue bautizado el infante D. Carlos.
Foto Zenón Quintana

         Los que le conocieron afirman que  Juan Obregón y Martínez de la Maza era un digno hijo de su padre en cuanto a anécdotas extravagantes y divertidas. Esto para nada le impedía ser una excelente persona y muy querido por todos.  Son muchas las anécdotas que definen su personalidad. Damos cuenta de alguna[55].


Juan Obregón Martínez de la Maza en el aeródromo

          “En una ocasión, llamaron por la noche a la puerta de su casa unos amigos que habían decidido de repente irse a Londres en  barco. Sin pensarlo les dijo que se iba con ellos. Pero como  no había tiempo para hacer las maletas, marchó como estaba, en pijama. Cuando llegó a Londres, telegrafió a su padre para que le mandara ropa y dinero, a lo que su padre respondió que de la misma manera que se había ido se las arreglara para volver”.

         “En otra ocasión vio a un gitano que iba actuando por la calle con un oso. No se lo pensó dos veces, le compró el oso al gitano y se lo llevo a su casa. Lo metió en las caballerizas, pero los caballos se pusieron tan nerviosos que tuvo que sacarlo de allí y como no sabía qué hacer con él lo metió en el cuarto de baño y se fue a acostar. A la mañana siguiente le despertó su hermano Luis diciéndole asustado que fuera corriendo, pues no se podía imaginar lo que había en el cuarto de baño. A lo que él contestó “Pues que va a haber, un oso” Y siguió durmiendo plácidamente”.

Juan Obregón Martínez de la Maza

         “Era monárquico, aunque tenía buenos amigos republicanos. En una ocasión un amigo que tenía que presidir un mitin republicano en un pueblo de la provincia le dijo que por que no le acompañaba y luego se quedaban a comer en aquel lugar. Y allí se fueron. Mientras discurría la asamblea se sentó entre el público. A su amigo al verle aburrido se le ocurrió gastarle una broma y dijo: “Señores, a continuación va a dirigirles la palabra nuestro querido amigo y gran republicano, Juan Obregón”. Se levantó, se acercó al micrófono e hizo callar a las masas, que aplaudían enfervorizadas y dijo: “Señores, me cago en la República. Tuvimos que salir protegidos por la guardia civil, porque nos querían linchar”. A pesar de todo esto los dos siguieron siendo grandes amigos.

         “En otra ocasión oyó hablar del nudismo y decidió fundar el primer club nudista de la provincia. Juntó a unos cuantos amigos y algunas prostitutas se embarcaron rumbo a la  isla de los Conejos en Suances.  Se desnudaron todos y mandaron el barco con las ropas a tierra firme hasta el día siguiente. Pero al llegar la noche, hacía frío y decidieron encender hogueras, por lo que la guardia civil se extrañó de ver fuego en la isla y acudió a ver qué pasaba. Acabaron todos en el cuartelillo, envueltos en los capotes de la benemérita y detenidos”.




Juan Obregón Martínez de la Maza jugando al golf



         Tuvo el matrimonio formado entre Juan de Obregón Martinez de la Maza y Ángeles de Pedro Barreda siete hijos. El mayor Luis (1909-1999) que nació en  Santillana del Mar el día 4 de abril de 1904. Fue Comandante del Ejército del Aire. Se casó en 1940 con Teresa Faquineto Heraud[56] (1913-2007) con la que tuvo un hijo: Juan Obregón Faquineto (1941-1960) fallecido en accidente de automóvil a los diecinueve años[57].
         Después vendrá su segundo hijo Joaquín[58] (1910-1936) desaparecido en la guerra incivil española. A su primera hija la llamaron Blanca[59] (1911-2011) que nació en Santillana del Mar el 28 de octubre de 1911. Se casó con Emilio Aldama Arenal[60] (1900-1971). No tuvieron hijos.


Ángeles  de Pedro con sus hijos mayores Luis  y Joaquín

Su cuarto hijo Andrés (1912-1918) nace en Santillana del Mar  y muere por una epidemia de gripe cuando contaba 6 años. María[61] (1914-2005) será su segunda hija. Nace en Santillana del Mar el día 30 de octubre de 1914. Permaneció soltera. Juan[62] (1916-1937) será el sexto hijo. Nació como sus hermanos en Santillana del Mar, el 30 de marzo de 1916. Fallece en Oviedo en la guerra incivil española. Fue condecorado con la Gran Cruz Laureada por su heroico comportamiento.

 El séptimo hijo al que llamaron  Leopoldo[63]  nació en Santillana del Mar el 17 de octubre de 1917. Se casó en la iglesia del Buen Suceso de Madrid el 26 de febrero de 1949  con María Cristina Sanguino Calleja[64]. Fue militar,  comandante de infantería. El matrimonio tuvo dos hijos: María Cristina[65] y  Leopoldo[66]
El hijo mayor de nuestro biografiado era un gran deportista. Cuando era joven acostumbraba ir nadando a la isla de los Conejos en Suances. Dejó de practicar este deporte cuando nació su hijo Leopoldo. Solía decir que  “a los 37 años un hombre ya era mayor para bañarse en el mar”. ¡Cómo han  cambiado los tiempos! Le gustaba la pintura y la carpintería, su familia conserva muebles y un cuadro suyo en Santillana del Mar. Un hijo suyo, Andrés, como ya hemos dicho murió de la gripe del 18. Cuando enfermó dijo que solo él  cuidaría de su hijo, para evitar que el resto de la familia se contagiara. Muerto su hijo se dedicó a atender a mucha gente de Santillana del Mar y así fue como él se contagió y murió. Tuvo un comportamiento ejemplar. Siempre fue una persona buena y querida por todos.



Los siete  hijos de Juan y Ángeles. Luis con Leopoldo en brazos, Joaquín, Blanca, Andrés,
María y Juan 


         Cuando Joaquín de Pedro y Urbano, sexto Marqués de Benemejís de Sistallo, se arruinó fue  Juan Obregón Martínez de la Maza junto con su otro yerno Javier Iturrakde quienes le ayudaron  económicamente. Más adelante  el marques rehízo su fortuna. Años después le tocó arruinarse a Juan Obregón y no le quedó más remedio que ponerse a trabajar. Aceptó un puesto de trabajo en Cabo Juby, protectorado español, y más adelante en Fernando Poo, provincia Española en África, donde estuvo poco tiempo.  Pronto volvió a Santillana y al poco tiempo murió.


Juan y al fondo Andrés en 1918

         Estando en Fernando Poo trabajando, recibió la postal que publicamos desde su casa, el Palacio del Marqués de Benemejís, donde los Reyes  estaban pasando una temporada. Se estaba construyendo el Hotel Real en Santander. La postal enviada a Fernando Poo y estaba firmada por importantes personalidades de la época que por la importancia reproducimos. Entre ellas: Alfonso XIII que le dedica “regios recuerdos”; Victoria Eugenia,  Reina de España; Juan Mugártegui, historiador y escritor vizcaíno; su suegro, Joaquín de Pedro; Isabel Sánchez y de Hoces, Marquesa de la Puebla de los Infantes y Marquesa de Hoyos, de Comillas; César Silió, Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes y Jefe de los Monárquicos de Santander; Mariano Fernández de Henestrosa, Duque de Santo Mauro, Conde de Estradas, Mayordomo y Caballerizo mayor de la Reina Victoria Eugenia de España, de Las Fraguas; Manuel Sánchez de Movellán y Sánchez-Romate, Marqués de Movellán, de Comillas; José de Saavedra y Salamanca, Marqués de Viana, Conde de Urbasa, Grande de España, Jefe Superior de palacio y Caballerizo mayor de Alfonso XIII; Miguel Tacón y Calderón duque de la Unión de Cuba y Marqués de Bayamo. Fue Primer Caballerizo de Alfonso XIII; Juan Loriga y Herrera Dávila, Conde del Grove; Ramón de Carranza y Fernández de la Reguera, más tarde Marqués de Villapesadilla,  capitán de navío de la Armada. Estuvo al frente de la alcaldía de Sevilla en los primeros años de la guerra civil, y fue posteriormente presidente de la Diputación sevillana. También presidente de la entidad futbolística Sevilla, FC; Alfonso de Silva y Fernández de Córdoba, Conde de Aranda, y más tarde Duque de Aliaga, Duque de Hijar, Marqués de Almenara, Conde de Palma del Río y Conde de Salvatierra y abuelo de la anterior duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart; Juan Nárdiz  y Oruña, posteriormente Barón de Velli y Mariano de Silva Bazán y Carvajal, Duque de San Carlos y posteriormente Marqués de Santa Cruz de Mudela. Esta extensa relación de amistades nos da una idea clara del abolengo de Juan Obregón.


Santillana del Mar a finales del siglo XIX


         Su mujer Ángeles de Pedro y Barreda, mujer extraordinaria, se quedó viuda a los 27 años, con seis hijos y sin dinero pues su marido no tuvo tiempo de recuperarse de la bancarrota. Bajo ningún concepto quiso quedarse a vivir con sus padres y ser una carga para la familia, por lo que decidió ponerse a trabajar, cosa inaudita en una mujer de su alcurnia en aquella época. Empezó por bordar mantelerías y hacer prendas de punto, que vendía. Poco a poco fue aumentando su negocio y montó un taller de ropa de punto, con varias oficialas y una sastra, llamada Ángeles como ella. En este momento se dedicó a viajar para vender sus creaciones y así consiguió sacar adelante a sus hijos.

         En la guerra española perdió a otros dos hijos, Joaquín y Juan, y hubo un momento en que sus otros dos hijos Luis y Leopoldo estuvieron desaparecidos. Ella se recorrió toda la península para encontrarlos y pudo al final recuperarlos. Hay cartas en que se puede comprobar su angustia en aquellos momentos, y en las que demuestra su entereza, su valor y su fe.

         Después de la guerra, como dominaba el inglés y el francés, estuvo trabajando en la Embajada Inglesa y en la de Estados Unidos, como secretaria de la Embajadora hasta su jubilación. Fue una persona fuera de lo común. “Me ha tocado vivir arriba, abajo y en medio”, solía decir. Siempre tuvo una gran dignidad, elegancia y señorío, al mismo tiempo que un gran corazón. Son numerosas las personas que están agradecidas a esta señora por cómo se portó con ellas y sus familias.


Ángeles con sus hijos Joaquín y Luis 


         Juan Obregón Martínez de la Maza, hijo de Juan Obregón Aguilar,  murió el 1 de diciembre de 1918 en Santillana del Mar a los 38 años a causa de famosa “gripe del 18”. Sus restos reposan en el Cementerio de Santillana del Mar  junto a los de su mujer Ángeles de Pedro y Barreda que fallecerá  en Madrid el 19 de Mayo de 1979.

         Poco sabemos del hijo pequeño de Juan de Obregón y Aguilar, Luis Obregón Martinez de la Maza (1883-1945). Sí, que había nacido en Madrid[67] sobre 1883 cuando sus padres vuelven de Cuba. Los dos hermanos, Juan y Luis, eran tan distintos que a la muerte del cabeza de familia  Luis se aleja de la familia de su hermano. Algo ya intuyó su padre. En el testamento les aconsejó  que “hasta que uno se case vivir juntos como buenos hermanos”. Contrae matrimonio con Rosario Alonso González de Piélago con la que no tiene descendencia. Murió a la edad de 62 años en Torrelavega en cuyo cementerio fue enterrado[68], el día 11 de febrero de 1945, en el panteón de su padre Don Juan de Obregón y Aguilar en el cementerio de Geloria en la Llama de Torrelavega[69].



Imágenes para el recuerdo


Juan Obregón Martínez de la Maza, su suegro Joaquín de Pedro, Marqués de Benemejís y un hermano de éste último



Luis. Quincho, Blanca, Mary en el jardín de  Benemejìs en 1918



Juan y Leopoldo




Ángeles con sus seis hijos poco antes de empezar la guerra. De pié, Quincho, Mary, Juan y Blanca y sentados Leopoldo, Ángeles y Luis




Rufina Pache, ama de cría del Infante D. Carlos



Reverso de la tarjeta postal de Santillana con las firmas regias




            La mayoría de las fotos que aquí aparecen son de la colección particular de Cristina Obregón a ella mi agradecimiento personal.


           
 
 




[1] Párroco D. Lorenzo Montero de la Concha y fueron sus padrinos Bernabé de Arce y María de Obregón. Libro Bautismos Llerana (1643-1870),  folio 20. 
[2]  Libro Matrimonios Llerana (1653-1752), folio 66.
[3] Pleitos de Hidalguía, tomo XXIX. Pruebas de nobleza. Padrones de Llerana. Hidalgo. Legajo 1158. Numero 6 expediente 13.983.
[4] Libro Bautismos Llerana (1543-1870),  folio 63 vto.  
[5] Libro Matrimonios Llerana (1653-1752), folio 83 vto.
[6] Libro Bautismos Llerana (1643-1870), folio 48.
[7] Libro Matrimonios Llerana (1653-1752), folio 94 vto.
[8] Libro Bautismos Llerana  (1643- 1780), folio 74 vto.
[9] Era hija de Juan Ruiz de Quijano y Theresa de Bustamante.
[10] Nació el 16 marzo 1777. Libro Bautismos Cartes (1771-1857), folio ilegible.
[11] Nació el 12 abril 1778. Libro Bautismos Cartes (1771-1857), folio ilegible.
[12] Nació el 5 agosto 1781. Libro Bautismos Cartes (1771-1857), folio ilegible.
[13] Nació el 17 mayo 1783.  Libro Bautismos Cartes (1771-1857), folio 196.
[14] Nació el 26 noviembre 1784. Libro Bautismos Cartes (1771-1857), folio ilegible.
[15] Nació el 14 marzo 1786. Libro. Bautismos Cartes (1771-1853), folio ilegible.
[16] Nació el 7 enero 1788. Libro. Bautismos Cartes (1771-1857), folio ilegible.
[17] Nació el 7 abril 1789. Libro. Bautismos Cartes (1771-1853), folio ilegible.
[18]Nació el 5 noviembre 1791. Libro Bautismos Cartes (1771-1853), folio ilegible.
[19] Nació el 8 noviembre 1793. Libro Bautismos Cartes (1771-1853), folio ilegible.
[20] Nació el 21 mayo 1795. Libro Bautismos Cartes (1771-1853), folio ilegible.
[21] Nació el 27 enero 1797. Libro Bautismos Cartes (1771-1853), folio ilegible.
[22] Nació el 29 abril 1790. Libro Bautismos Cartes (1771-1853), folio ilegible.
[23] Que en 1796 estaba en Santa Marta con su hermano.
[24] Mi agradecimiento a Amparo Fernández-Regatillo por sus aportaciones.
[25] Libro Defunciones Cartes (1777-1903), folio 122 vto. 
[26] Libro Matrimonios Viérnoles (1777-1903), folio 122 vto. 
[27] Libro Defunciones Cartes (1777-1903), folio 163 vto.
[28]  Libro Defunciones Cartes (1777-1903), folio (ilegible).
[29]  Libro Bautismos Cartes (1771-1857), folio (ilegible la foliación).
[30] Libro Matrimonios Cartes (1771-1852), folio 124 vto.
[31] Nació el 19 diciembre 1820. Libro Bautismos Cartes (1818-1857), folio ilegible.
[32] Nació el 1 junio 1823. Libro Bautismos Santander (1821-1824), folio 171.
[33] Nació el 20 agosto 1825. Libro Bautismos Cartes (1818-1857), folio 60.
[34]Nació el 3 mayo 1827. Libro Bautismos Torrelavega (1818-1830, folio 149.
[35]Nació el 8 noviembre 1828. Libro Bautismos Torrelavega (1818-18309, folio 172.
[36] Nació el 6 abril 1831. Libro Bautismos Torrelavega (1830-1845), folio 16.
[37] Nació 17 enero 1819. Libro Bautismos Cartes (1771-1857), folio ilegible por estar doblado.
[38] Ver http://www.torrelavegantigua.com/2015/10/julian-ceballos-y-campuzano-1816-1876_10.html
[39] Libro Bautismos Cartes (1771-1857), foliación  ilegible por estar doblado.
[40] Número de registro 32.
[41] Archivo Histórico Provincial Santander. Gobierno Civil, Registros de pasaportes, legajo 90-6 (libro 5).
[42] Número de registro 453.
[43] Archivo Histórico Provincial Santander. Gobierno Civil, Registros de pasaportes, legajo 91-1 (libro 6).
[44] Izaguirre Cobo, José; 22 calles de Torrelavega. Página 114,  Artes Gráficas Quinzaños, 1999.
[45] Ver http://www.torrelavegantigua.com/2014/01/alexis-etchart-mendicouague-1850-1929.html
[46] El Impulsor, 13 de mayo de 1905.
[47] Archivo Histórico Provincial de Cantabria, Protocolos Notariales, nº 100, páginas 359/362.
[48] Alcalde de la villa de Torrelavega de 1887 a 1889.
[49] Libro 11 Difuntos Torrelavega (1898-1908), página 225.
[50] Pasaportes y Viajes P0887-063.
[51] De 3.084 toneladas fue botado por Lobnitz Coulborn & Co. de Renfrew en noviembre de 1878 para A. López y Cía. 
[52] Había nacido en Madrid el 1 noviembre de 1891.
[53] Nacido en Valencia y fallecido en Santillán del Mar.
[54] Nacida en Madrid y fallecida en Santillana del Mar.
[55] Anécdotas relatadas por su nieta Cristina Obregón Sanguino.
[56] Nació en Madrid el 8 de marzo de 1913 y falleció en el mismo lugar el 25 de diciembre de 2007.
[57] Nació en Madrid 12 de enero de 1941. Siendo estudiante de Ingeniería Naval fallece en Ávila en accidente de automóvil el 24 de junio de 1960. 
[58] Nació en San Sebastián el 13 de marzo de 1910.
[59] Falleció en Las Rozas, Madrid, el 2 de agosto de 2011.
[60] Nació en Molledo Portolín el 1900 y falleció el 14 de diciembre de 1971.  
[61] Falleció en Torrelavega en febrero de 2005.
[62] Fallece el 10 de marzo de 1937.
[63] Falleció en Madrid el 20 julio de 2010.
[64] Nacida en Málaga 2 de febrero de 1925.
[65] Nació en Madrid el 21 de enero de 1950. Se casó  en primeras nupcias el 22 de septiembre 1979 con Santiago Gordillo Llovet  y en segundas nupcias el 8 de mayo de 2014 con Pedro García-Durán Gárate.  Hijos: Álvaro Gordillo Obregón (n. Madrid 21-5-1885) y Santiago Gordillo Obregón (n. Madrid 26-7-1992).  Bisnieta de nuestro biografiado Juan Obregón Aguilar y última descendiente  que lleva de primero el apellido Obregón. A ella mi agradecimiento personal.
[66] Nace en Madrid 13 de noviembre de 1951 y fallece en el mismo lugar el 15 de noviembre de 1951.
[67] Ver certificado de defunción.
[68] Defunción de Luis Obregón Martínez, Libro 16, página 112.

No hay comentarios:

Publicar un comentario